Saltar al contenido principal
Libia

Kadafi intenta retomar el control del este del país

Los cuerpos de insurgentes muertos durante el ataque de las milicias de Kadafi a la ciudad de Ras Lanuf
Los cuerpos de insurgentes muertos durante el ataque de las milicias de Kadafi a la ciudad de Ras Lanuf Reuters

Las fuerzas leales a Kadafi atacaron nuevamente la ciudad petrolera de Ras Lanuf este domingo, sin lograr con ello hacerse de su control que sigue en manos de la insurgencia. La confusión reina mientras los rebeldes tienen en la mira a la ciudad de Sirte, como preámbulo para ganar la capital, Trípoli. 

Anuncios

Una enorme explosión, seguidos de disparos antiaéreos se escucharon esta mañana en la ciudad petrolera de Ras Lanuf, un estratégico campo de disputa entre las milicias del coronel Muamar Kadafi y los insurgentes. De esta manera Kadafi incursionaba por segunda vez en la zona, tratando de ganar terreno en el este del país. Tanto así que la televisión oficial libia llegó a sostener que el régimen había derrotado a la insurgencia en ciudades como Zauiya, Misrata o Tobruk, algo que rápidamente desmintieron las fuerzas insurgentes.

'Gadafi dijo que habían retomado Ras Lanuf, pero seguimos aquí, y no sólo aquí, sino más lejos', dijo el coronel Bashir al Moghrabi, uno de los jefes de los sublevados haciendo referencia al avance de los rebeldes hacia el oeste de la nación.

El objetivo de ese avance es llegar hasta Sirte, el feudo de Kadafi, y hacerse con su control. Sirte no solamente es la ciudad natal del coronel libio, sino también una pieza estratégica para medir las fuerzas de uno y otro bando. De hacerse con esta ciudad, importante enclave petrolero, la insurgencia avanzaría en poco tiempo hasta la capital, Trípoli.

En el campo político la oposición también adelanta terreno. Este sábado el Consejo Nacional –la entidad que aglutina a los contrarios a Kadafi- celebró su primera reunión oficial. Luego de esa cita se declararon como el único representante de Libia. Así lo dijo el ex ministro de Justicia Mustafá Abdeljalil, que también anunció que el Consejo nombró a Omar al Hariri como encargado de los asuntos militares, y a Ali Abdelaziz, ex ministro de Economía, de las Relaciones Exteriores. Un Consejo Nacional que este domingo recibió el apoyo del gobierno francés. 

La 'locura criminal' de Kadafi

De visita en Egipto, el flamante ministro de Relaciones Exteriores francés, Alain Juppé, habló acerca de la situación en Libia al reunirse con la comunidad francesa en El Cairo. Juppé dijo que Francia y Europa no pueden tolerar la 'locura criminal' de Kadafi, agregando que trataría el tema en una reunión, este domingo, con el jefe de la Liga Arabe, Amr Musa.

Por otra parte el ministro de Defensa británico, Liam Fox, confirmó que un pequeño equipo diplomático inglés se encuentra en la ciudad libia de Bengasi, el bastión de la insurgencia, precisamente para entablar el diálogo con la oposición. Claro que el ministro no quiso confirmar las informaciones que indican que un grupo de las fuerzas especiales británicas, encargadas de custodiar a los diplomáticos, habría sido retenido por los insurgentes.

Kadafi da vía libre a una comisión internacional

En una entrevista concedida a la publicación francesa el Journal du Dimanche, el líder libio dijo estar dispuesto a recibir a una comisión internacional, integrada por Naciones Unidas o la Unión Africana, para que ésta compruebe en terreno si su leal milicia disparó o no contra el pueblo libio. Paralelamente Kadafi se mostró favorable a que Francia pueda ser la nación que dirija esta investigación, solicitando a París que mientras tanto bloquee las sanciones que dispuso Naciones Unidas en contra de su régimen.

Interrogado acerca del movimiento insurgente en su país, Kadafi puso en alerta, especialmente a Europa: 'si nos amenazan, si nos desestabilizan, iremos a la confusión, a Bin Laden, a grupúsculos armados. Ustedes enfrentarán la inmigración, miles de personas irán desde Libia a invadir a Europa. No habrá nadie para detenerlas. Tendrán a Bin Laden en sus propias puertas. Tendrán frente a ustedes a la jihad islámica, eso en pleno Mediterráneo. Ellos atacaran la sexta flota americana, habrá actos de piratería, en sus propias puertas, a 50 kilómetros de sus fronteras. Será realmente una crisis mundial y una catástrofe para todo el mundo', sentenció Kadafi.

 

 

 

 

 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.