Saltar al contenido principal
LIBIA

La OTAN amenaza a Kadafi con intervenir militarmente si no detiene la violencia

El secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen.
El secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen. ©Reuters

El secretario general de la Alianza Atlántica, Anders Fogh Rasmussen, ha señalado que cualquier actuación del organismo tendría que aprobarse en la ONU. También ha pedido al dictador libio que permita una transición democrática en el país, y considera que puede haber cometido “un crimen contra la humanidad”.

Anuncios

 

La presión internacional sobre el régimen de Muamar Kadafi sigue en ascenso. La OTAN ha dado este lunes un paso más. El secretario general de la Alianza Atlántica, Anders Fogh Rasmussen, ha exigido al dictador libio que permita una transición hacia la democracia y le ha advertido de que habrá una reacción militar internacional si continúa masacrando a civiles y opositores. "Si Kadafi y su Ejército siguen atacando sistemáticamente a la población, no puedo imaginar que la comunidad internacional se quede mirando", ha amenazado Rasmussen.

El máximo dirigente de la OTAN ha señalado que en Libia se pueden estar cometiendo ya “crímenes contra la humanidad”, en un planteamiento muy similar al realizado por el fiscal de la Corte Penal Internacional, Luis Moreno Ocampo. En dicho tribunal, a Kadafi y a sus colaboradores les espera ya una investigación.

La respuesta "atroz" de Gadafi a las protestas han generado "una crisis humanitaria en nuestra puerta de entrada (a Europa) que nos concierne a todos", ha insistido el dirigente de la Alianza Atlántica.

Rasmussen, sin embargo, ha querido dejar claro que la OTAN no tiene prevista ninguna actuación militar en estos momentos y que la actuación militar siempre tendría que tener el mandato apropiado de la ONU. Aunque la OTAN está preparada para actuar con rapidez, una señal de que esa orden puede llegar en cualquier momento. "Hemos pedido a nuestros militares que lleven a cabo la planificación necesaria para que estén preparados en caso de cualquier eventualidad", ha subrayado.

La zona de exclusión aérea

Las voces que piden o sugieren una intervención militar van en aumento. Y entre ellas, destacan Estados Unidos y Reino Unido. La idea primigenia del presidente estadounidense, Barack Obama, fue la de crear una zona de exclusión aérea que impidiera el vuelo de los aviones de Kadafi que bombardean a las fuerzas opositoras y a la población. Esa iniciativa, por el momento, ha quedado en estado de espera.

Rasmussen ha señalado que decretar un espacio de esta índole sobre Libia constituye una cuestión "compleja" y ha asegurado que de momento la Alianza Atlántica no ha recibido ninguna petición en ese sentido.

 

 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.