Saltar al contenido principal
LIBIA

Los rebeldes libios imploran la ayuda del mundo

Un opositor libio llora la muerte de un compañero en Ras Lanuf.
Un opositor libio llora la muerte de un compañero en Ras Lanuf. ©Reuters

"Si no hay intervención internacional, Gadafi aniquilará a nuestro país. Le da igual si muere gente", ha dicho el jefe de la oposición libia, Mustafa Abdel Jalil. Mientras, la comunidad internacional sigue discutiendo qué posición tomar. La zona de exclusión aérea es la principal petición de los opositores.

Anuncios

La comunidad internacional no se decide a actuar en Libia pero las fuerzas opositoras no pueden resistir más. Los libios se sienten abandonados por el exterior mientras ven como las tropas de Muamar Kadafi bombardean con voracidad creciente a civiles y opositores. La única escapatoria para los rebeldes parece residir en algún tipo de intervención militar extranjera y el miércoles lanzaron una súplica al mundo. O intervienen ahora o puede ser demasiado tarde, vinieron a decir.

"Centramos nuestros esfuerzos diplomáticos en la imposición de la zona de exclusión, pero como siempre son reticentes. Es increíble. Cientos de personas mueren cada día y no pasan a la acción. No comprendo esta doble vara de medir", se lamentó Iman Bugeigis, una de las portavoces del Consejo Nacional.

Pero la comunidad internacional no acaba de dar el paso. Las principales potencias occidentales temen que una intervención en este sentido cree recelos en la comunidad árabe: la sombra de Irak es demasiado grande. Pero no es el único problema. Estados Unidos ya ha advertido de que prohibir los vuelos de los bombardeos libios debe hacerse con consentimiento de la ONU, y ahí las reticencias de China y Rusia en el Consejo de Seguridad son inamovibles.

Sin embargo, la oposición libia considera que la acción extranjera debe ser inminente y por eso emisarios del Consejo Nacional han viajado por varias capitales europeas para recabar apoyos a esta medida, una vez que ya tienen el visto bueno de los países del golfo Pérsico y de la Conferencia de la Organización Islámica. "Cuando se establezca, y además se detenga el reclutamiento de mercenarios para Kadafi, su final llegará en horas", aseguró Abdelhafiz Ghoga, vicepresidente del organismo que reúne a los opositores.

En esa ofensiva diplomática, el jefe de la oposición libia, Mustafa Abdel Jalil, ha emitido un SOS en un artículo que publica la prensa alemana: "Si no hay intervención internacional, Gadafi aniquilará a nuestro país. Le da igual si muere gente", ha implorado.

Por el momento, la única reacción internacional es la de seguir teniendo interminables negociaciones y reuniones. La OTAN y la UE analizarán el jueves y el viernes en Bruselas sus opciones, incluidas las militares, para hacer frente a Kadafi.
La operación es delicada, ya que a los problemas diplomáticos se une la realidad que subyace bajo el término exclusión aérea: hay que bombardear las baterías antiaéreas del régimen libio para que los aviones de una eventual fuerza internacional operen con los mínimos riesgos posibles.

 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.