Saltar al contenido principal
Sudáfrica

Una semana de homenajes en honor a Mandela

Los habitantes de Soweto, en Johanesburgo, rinden homenaje a Mandela, 6 de diciembre de 2013.
Los habitantes de Soweto, en Johanesburgo, rinden homenaje a Mandela, 6 de diciembre de 2013. A.Brangeon / RFI

El gobierno de Jacob Zuma decretó diez días de duelo en honor al líder de la democracia. Según especialistas consultados por RFI y citados por la prensa, la desaparición de Madiba servirá al presidente Zuma, identificado por la población negra como la cara visible del Congreso Nacional Africano y quien ha postergado la publicación de un informe sobre las acusaciones de corrupción que pesan en su contra. 

Anuncios

Los cantos de cientos de sudafricanos se repiten sin cesar desde la madrugada del jueves en las afueras de la casa en el barrio de Soweto de Nelson Mandela, el líder anti apartheid sudafricano, fallecido tras luchar contra una infección respiratoria permanente heredada de sus años en prisión .

El gobierno ha decretado 10 días de duelo y uno de los eventos más importantes tendrá lugar de miércoles a viernes, y se trata de la exposición de los restos mortales en el Union Building, sede de la presidencia en Pretoria, para que todos los sudafricanos puedan darle el último adiós

Este domingo ocho de diciembre a está prevista una jornada nacional de rezo y de reflexión mientras que el martes un servicio religioso se realizará en el estadio de futbol de Soweto , el antiguo gueto negro durante el apartheid, con la presencia de algunos jefes de Estado que asisten al entierro que tendrá lugar dentro de 8 días en Qunu, el pueblo donde Mandela pasó su infancia en el sur del país.

El parlamento sudafricano realizará además este lunes una sesión extraordinaria en memoria de quien condujo al país a la democracia y el voto negro en 1994. Hay quienes han hablado de que"Sudáfrica podría arder sin Mandela", una afirmación desmentida por el nobel de la paz y también arzobispo emérito sudafricano Desmond Tutu: "sugerir que Sudáfrica podría arder en llamas, es desacreditar a los sudafricanos y el legado de Madiba", aseguró y añadió "el sol saldrá mañana y el día siguiente y el próximo, puede que no parezca tan brillante como ayer, pero la vida continuará".

Lo cierto es que Mandela será recordado sobre todo como " el líder de la democracia" pero como él mismo reconociera, fracasó en otra tarea  igual de importante como era "erradicar la pobreza y asegurar una vida mejor para todos". Tras el fin del régimen de segregación racial, pese al surgimiento de una clase media negra, "los diamantes negros", la gran mayoría de los sudafricanos sufre el desempleo y la pobreza. Mientras el ingreso mensual de los negros aumentó cerca de un 37% desde 1994, el de los blancos subió más de un 80%.  

Según Hilda Varela, directora de estudios de Asia y África del Colegio de México, entrevistada por RFI, pese a ello "la partida de Mandela va a reforzar la posición de Jacob Zuma. La gente negra se sigue identificando con el Congreso Nacional Africano y sigue identificando al actual presidente como el sucesor de toda esa trayectoria. Ahora tendrán la necesidad de unirse en torno a la voz más representativa de la mayoría negra, es decir el presidente Zuma". 

Por su parte, Paul Simon Handy, director del Instituto de Estudios de Seguridad en Pretoria, opina que aunque sea irónico, el calendario parece oportuno para Zuma pues hay sospechas de que "ha podido estar implicado en desvío de fondos públicos, pero en vista del duelo, el gobierno ha atrasado la publicación de un informe sobre la construcción de la finca Zuma, por lo que la desaparición de Mandela desvía la atención de este asunto".

 Reacciones Internacionales

Las reacciones se multiplicaron este viernes tras la muerte de Mandela la víspera a los 95 años de edad. La figura del ex presidente sudafricano es resaltada por los valiosos aportes no sólo a su país, sino también al conjunto del continente africano. Mandela representa “el baluarte de la unidad de la nación sudafricana y el orgullo de toda África”, comentó el presidente francés, François Hollande.

Tras el anuncio de su muerte, centenares de personas de todos los orígenes empezaron a congregarse frente al domicilio del héroe de la reconciliación racial, en Johannesburgo. Las reacciones de líderes del mundo entero han comenzado a llegar desde que se anunció la noticia.

El presidente estadounidense Barak Obama:
“Gracias a su tenaz dignidad y a su voluntad inquebrantable de sacrificar su propia libertad por la libertad de los demás, transformó Sudáfrica y nos emocionó a todos".

El primer ministro británico David Cameron:
“Una gran luz se ha apagado (…) Madiba fue una leyenda en vida y ahora, en la muerte, un héroe en el mundo”.

La presidenta brasileña Dilma Rousseff:
“El ejemplo de Mandela guiará a todos aquellos que luchan por la justicia social y la paz en el mundo”.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon:
“Mandela fue una fuente de inspiración, un gigante de la justicia”.

José Manuel Durao Barroso y Herman Van Rompuy, los mandatarios de la
Unión Europea:
“Mandela representa la lucha contra el racismo, la violencia política y la intolerancia”.

El presidente palestino, Mahmud Abas:
“Es un símbolo de la liberación del colonialismo y de la ocupación para todos los pueblos que aspiran a la libertad”.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu:
“Será recordado como el padre de la nueva Sudáfrica”.

El presidente chino Xi Jinping:
Mandela hizo extraordinarias contribuciones al desarrollo de la humanidad”.

El primer ministro indio, Manmohan Singh:
“Mandela es un verdadero Gandhiano” (en referencia al mahatma Gandhi).

El presidente colombiano Juan Manuel Santos:
“Lamentamos profundamente la muerte de Nelson Mandela. Su legado se mantiene como nuestra guía para alcanzar la paz”.

 

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.