Saltar al contenido principal
CONFLICTO CIVIL

EEUU urge a aplicar el acuerdo en Sudán del Sur

Riek Machar y Salva Kiir durante el acto de la firma del acuerdo en  Addis Abeba, Etiopía. 9 de mayo de 2014
Riek Machar y Salva Kiir durante el acto de la firma del acuerdo en Addis Abeba, Etiopía. 9 de mayo de 2014 REUTERS/Goran Tomasevic

Washington se congratula por el cese del fuego acordado entre el presidente y el líder rebelde. Los dos rivales acordaron poner fin a los combates en 24 horas. EE.UU. es claro patrocinador del acuerdo tras haber invertido miles de millones de dçolares en ayuda al país.

Anuncios

La creciente presión internacional por el miedo a un posible genocidio y los miles de millones invertidos por Washington tuvieron su fruto en forma de firma. El presidente de Sudán del Sur, Salva Kiir, y el comandante rebelde Riek Machar, han acordado este viernes en Addis Abbeba (Etiopía) el cese de las hostilidades que han costado la vida a miles de personas y que dejan cientos de miles de desplazados. Ambos líderes han acordado formar un gobierno provisional de transición como "la mejor opción" para llevar al país hacia las elecciones programadas para el próximo año, aunque por el momento no se ha hecho público quiénes formarán dicho ejecutivo temporal.

EEUU se congratuló por la firma del acuerdo urgiendo a ambas partes a implementar rápidamente sus compromisos y poner así fin a cinco meses de conflicto civil. El acuerdo "puede marcar un paso importante para el futuro de Sudán del Sur" dijo en una declaración el secretario de Estado estadounidense John Kerry, que urgió a los grupos armados de ambos bandos a que "se adhieran a sus términos".

Washington presionó fuertemente la consecución del acuerdo. No en vano, EEUU fue en su momento el patrocinador clave del impulso de Sudán del Sur por su independencia de Jartum y  ha invertido millones de dólares en ayudas al país desde su independencia en 2011. Kerry ya había expresado en las últimas semanas la clara voluntad estadounidense de implementar duras sanciones selectivas a ambos líderes si no concluían el acuerdo de cese del fuego.

Machar, exvicepresidente destituído en julio de 2013 y a la cabeza luego de una rebelión, libraba una dura guerra contra las fuerzas leales al presidente sursudanés desde mediados del pasado mes de diciembre. Este enfrentamiento derivó en un conflicto entre las comunidades dinka y nuer, las dos principales del país y a las que pertencen respectivamente ambos dirigentes, provocando miles de muertos y más de un millón de desplazados.

 

 (Con AFP)

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.