Saltar al contenido principal

El ciclón Idai deja al menos 300 muertos en Mozambique y Zimbabue

En Beira, Mozambique, este 18 de marzo de 2019.
En Beira, Mozambique, este 18 de marzo de 2019. AFP PHOTO/MISSION AVIATION FELLOWSHIP

La cifra de muertos por el paso del ciclón Idai que golpeó Mozambique y Zimbabue aumentó a más de 300 el martes. Siguen las labores de rescate.

Anuncios

El presidente de Mozambique Filipe Nyusi dijo que había más de 200 muertos confirmados en su país. "Estamos en una situación extremadamente difícil", lamentó Nyusi.

En Zimbabue, el ministro July Moyo apuntó que aún es necesario confirmar los balances de muertos porque "hay cuerpos que están flotando, algunos han flotado hasta Mozambique", y precisó que hay al menos 217 desaparecidos. "El número total, nos dijeron que podría ser 100, algunos dicen que pueden ser 300", dijo.

Mientras, los rescatistas trabajan contra reloj para ayudar a los sobrevivientes refugiados en los árboles o en los tejados de sus casas, pero las operaciones son complicadas por la falta de helicópteros..

"Salvamos a los que podemos y los demás morirán", advirtió Ian Scher, presidente de la organización sudafricana Rescue SA. "Tenemos que tomar decisiones difíciles. A veces sólo se puede salvar a dos personas de cada cinco. A veces les dejamos comida y vamos a socorrer a otras personas que están en mayor peligro", explicó.

En Zimbabue, decenas de personas siguen desaparecidas tras el hundimiento de varios edificios donde vivían funcionarios, según las autoridades.

Zonas inundadas y sin electricidad

El balance probablemente aumentará y podría, según el gobierno mozambiqueño, superar los 1.000 muertos. En este país una zona de 100 kilómetros de largo está totalmente inundada, afirmó el ministro del Medio Ambiente, Celson Correia. Además, existe el riesgo de que algunas represas cedan por las intensas lluvias.

El presidente Nyusi pidió a los que viven cerca de los ríos de la región que "abandonen la zona para salvar su vida" porque las autoridades no podrían tener otro remedio que abrir las represas a pesar de que la tierra ya está totalmente inundada.

Beira, la segunda ciudad de Mozambique está "dañada o destruida al 90%" según la Cruz Roja, y sigue sin electricidad ni internet. Las conexiones telefónicas fueron restablecidas progresivamente a pesar de que la lluvia continúa cayendo.

La organización Amnistía Internacional pidió el martes a la comunidad internacional que se movilice ante la amplitud de la catástrofe pero también ante las consecuencias del cambio climático.

Con AFP

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.