Saltar al contenido principal
Vida en el Planeta

Ruanda, un genocidio que pudo evitarse

Audio 4:05
Charles Habonimana, autor de "Yo, el último Tutsi", publicado por la editora Plon. Abril de 2019.
Charles Habonimana, autor de "Yo, el último Tutsi", publicado por la editora Plon. Abril de 2019. ®Plon

El 7 de abril, Ruanda conmemorará el 25º aniversario del genocidio de 1994, un trauma aún presente a pesar de todos los avances logrados en un cuarto de siglo por este pequeño país de la región africana de los Grandes Lagos. Un trauma que refleja Charles Habonimana en su libro "Yo, el último Tutsi", publicado por la editora PLON.

ANUNCIOS

“Me llamo Charles. Tengo 12 años y voy a morir”. Así comienza el libro “Yo, el último Tutsi”, de Charles Habonimana, único sobreviviente con su hermana Ivonne, de una numerosa familia de Tutsis.

En esta obra, Charles describe el horror de su experiencia de manera gráfica…sin odio. A medida que se hojean las paginas desfilan las terribles imágenes que, el que fuera entonces solo un niño, vio con sus propios ojos.

Un genocidio que también vio la comunidad internacional.

¿Qué es la comunidad internacional? Las Naciones Unidas, el Consejo de Seguridad, grandes potencias como Francia, que estaba en Ruanda. Francia colaboró con ese régimen que perpetró el genocidio. Antes y durante el genocidio, e incluso después porque les proporcionó armas, entrenó a militares y a milicianos. ¿Es esa comunidad que está en la sede de la ONU en Nueva york la que va a tomar una decisión? ¿Ese que entrena para matar es el mismo que va a detener a los asesinos? Eso es un problema. Fue por eso que el Frente Patriótico Ruandés decidió combatir, detener a esa gente y derrocarlos”.

Una de las espinas más profundas en el corazón de Charles fue el abandono por

“Un genocidio en África no es como otros genocidios. Los africanos no hablan, simplemente terminan el trabajo. Hubo informes antes y durante el genocidio. El Teniente general de la ONU, el canadiense, Roméo Dallaire, escribió un libro en donde cuenta que había informado sobre lo que se estaba preparando y pidió instrucciones. La decisión fue reducir el número de soldados de la misión de la ONU. Pasaron de 2.700 a 270. El mundo ve que se está perpetrando un genocidio, hay informes indicando que hay 10.000 muertos diarios nada más que en Kigali. El 24 de abril Bélgica se retiró, Francia envió un contingente de soldados para repatriar a los extranjeros y a los europeos que estaban en Ruanda…el mundo entero nos abandonó, nos dejó morir a punta de machete. Eso me duele".

Foto de la familia de Charles Habonimana.
Foto de la familia de Charles Habonimana. ®Plon

Y en el siglo XXI, los genocidios continúan, comenta Charles...

"Ese genocidio y ese sistema existen aún. En Sudán, en Mali, en Burundi cerca de nosotros…Y nadie interviene…cuando haya muchos miles de muertos es cuando intervendrán y tomarán medidas".

“Un diablo no dialoga. Él siempre tiene un plan, un objetivo, exterminar a todos aquellos que no están con él. Esa es una definición de genocidio. ¿Se puede dialogar con ese diablo? Eso es imposible".

¿Es posible perdonar tanto horror?

“Si no perdonamos, ¿qué hacemos? Yo opté por perdonar. Lamentablemente no sé a quién tengo que perdonar, apartando a algunas personas que se me acercan para pedirme perdón. Perdonar es una decisión que se toma para seguir viviendo con un corazón humano. Además, si no perdonamos nos matamos los unos a los otros. Nuestra comunidad decidió no matar, no robar, no vengarse. Aún hoy no siento odio, pero no logro olvidar. Si, perdoné, pero perdonar fue un sacrificio que tuve que hacer para que Ruanda sea lo que es hoy”.

Charles Habonimana nació en Ruanda en 1982. Hoy en dia milita a favor de los derechos humanos. Participa en conferencias internacionales sobre la prevención del genocidio, la reconciliación y la justicia.

Portada del libro "Yo, el último Tutsi", publicado en francés por PLON.
Portada del libro "Yo, el último Tutsi", publicado en francés por PLON. ®PLON
La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.