Saltar al contenido principal

La OMS declara el ébola una "emergencia" sanitaria mundial

Personal médico administra una vacuna contra el ébola a un hombre eb ek centro de salud de Himbi en Goma, en RDC, el 17 de julio de 2019.
Personal médico administra una vacuna contra el ébola a un hombre eb ek centro de salud de Himbi en Goma, en RDC, el 17 de julio de 2019. REUTERS/Olivia Acland

La Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró el 17 de julio la emergencia sanitaria mundial debido a la epidemia del ébola en la República Democrática del Congo, que ha causado la muerte de 1.668 personas desde el verano pasado. El alerta fue dado tras la muerte del primer caso detectado en Goma, la segunda ciudad más grande del país en el cruce de los Grandes Lagos.

ANUNCIOS

La decisión de declarar una emergencia de salud pública de interés internacional es tomada por un panel de expertos de la OMS. Para ello, la Organización Mundial de la Salud tiene en cuenta varios criterios, en primer lugar, el riesgo de propagación internacional del virus.

En el caso de la fiebre hemorrágica del ébola, esta declaración de emergencia sanitaria mundial refleja, por tanto, la preocupación de los expertos de que la enfermedad se extienda a otros países.

Un paciente murió el lunes durante su traslado de Goma a Butembo. La ciudad de Goma, con una población de un millón de habitantes, está situada en la frontera con Ruanda. Su aeropuerto internacional también está muy bien comunicado con Kinshasa o Addis Abeba.

Con una media de unos diez casos confirmados al día, la situación sigue siendo preocupante en el resto de la parte oriental del país, incluso si se está lejos de alcanzar los picos de más de veinte casos diarios en enero o junio. Estas alertas se explicaron por la desconfianza de la población hacia los centros de tratamiento y por los repetidos ataques -más de 200, según la OMS- a estos mismos centros por parte de grupos armados.

En Butembo, los distintos actores en el lugar creen ahora que los esfuerzos comunitarios están empezando a dar sus frutos, con una disminución del número de casos. Pero el epicentro del ébola parece estar volviendo a Beni, el origen de la epidemia, donde la situación se ha deteriorado significativamente desde mayo.

Para la sociedad civil local, esto demuestra que el optimismo de las autoridades, que siguen afirmando tener las cosas "bajo control", debe ser "relativizado".

El Director General de la OMS dijo que era "hora de que el mundo tomara nota" de la epidemia, pero recomendó que las fronteras de la RDC con sus vecinos permanecieran abiertas, ya que de lo contrario los cruces informales aumentarían, junto con el riesgo de propagación del ébola.

A partir de ahora, tras esta alerta mundial, los 196 países que han firmado el Reglamento Sanitario Internacional tendrán que reforzar su vigilancia del virus ébola dentro de sus fronteras, pero también en sus aeropuertos y puertos marítimos con controles sistemáticos de pasajeros. Esta es la quinta vez desde 2005 que la OMS pone en marcha una emergencia sanitaria mundial.

Un "llamado a un mayor esfuerzo"

El Dr. Sinan Khaddaj, Secretario General de la ONG Women and Health Alliance (Waha), acoge con satisfacción la decisión de la OMS. En su opinión, debería permitir la movilización necesaria para superar la epidemia.

Sin embargo, Tedros Ghebreyesus, el Director General de la OMS, niega que haya aumentado el nivel de alerta para obtener fondos. Se trata de "combatir una enfermedad". “Ningún donante retiró su contribución porque la OMS no había clasificado el ébola como una emergencia sanitaria internacional. Pero si algunos han utilizado esta excusa para no proporcionar ayuda financiera, entonces ya no pueden hacerlo”, aseguró.

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.