Saltar al contenido principal
Enfoque Internacional

El fútbol para empoderar a las mujeres marroquíes

Audio 02:05
Las mujeres marroquíes de las ciudades ya se interesan por el fútbol. Ahora le toca al mundo rural.
Las mujeres marroquíes de las ciudades ya se interesan por el fútbol. Ahora le toca al mundo rural. JAVIER SORIANO / AFP

Las nuevas generaciones de mujeres del mundo rural en Marruecos se suman al deporte rey como lo han hecho ya en las principales ciudades del país, donde los clubes femeninos nacieron a partir de los años 2000. Pero la mujer tiene aún un largo camino que recorrer para alcanzar la igualdad de género en esta práctica deportiva.

Anuncios

Reportaje de nuestra corresponsal en Marruecos, Beatriz Mesa.

Amina Benamar es la primera mujer de su región Drâa-Tafilalet que integró un equipo de fútbol femenino. Tiene 18 años y desde que es una niña escucha la matraca diaria de que el deporte es sólo para hombres.

Este paradigma ha empezado a cambiar con la movilización de chicas jóvenes del mundo rural entusiasmadas por el deporte rey, al que accedían tímidamente a través de una pantalla de televisor.

“Sí, al principio las mujeres no practicaban el deporte en estos pueblos o zonas rurales, sólo se practicaba durante las sesiones en la escuela. Por ello hemos decidido cambiar este paradigma y motivar a jóvenes como yo a considerarlo una actividad cotidiana y también obligatoria”, dice Amina.

Jóvenes como Amina pasaron de cruzar la primera línea roja del café concurrido por marroquíes para ver en televisión los partidos de fútbol, a reclamar nuevos espacios mediante el deporte como una herramienta de empoderamiento para las mujeres.

“Ha sido difícil al principio al considerar este deporte un juego de hombres, pero con nuestros esfuerzos y nuestra ambición hemos empezado a salir a las calles, a jugar al fútbol en lugares aislados, después en los campos de fútbol y así poco a poco las chicas se han ido entusiasmando”, cuenta la joven.

Tanto es así que un equipo de fútbol femenino profesional y con estatus propio del Ministerio de Deportes ha empezado a incubarse este año en su localidad, con el impulso del profesor Khaloufi.

La mayoría de sus alumnos son chicos y él es el impulsor de la emancipación de la mujer a través del fútbol. “Queremos conseguir una integración total de la mujer en la vida pública y en la vida económica”, enfatiza el profesor.

Los temas de género ya constituyen el desafío del presente y del futuro en el mundo rural marroquí.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.