Saltar al contenido principal
Francia / Mali

Los soldados franceses, encallados en las dunas de Mali

Patrulla de helicópteros franceses en el norte de Malí (misión Barkhane)
Patrulla de helicópteros franceses en el norte de Malí (misión Barkhane) PASCAL GUYOT / AFP

Francia está de luto tras la muerte de 13 militares en uno operativo aéreo contra grupos yihadistas en Mali, en la llamada triple frontera con Niger y Burkina Faso. François Xavier Freland, periodista y autor del libro 'Mali, más allá de la yihad' explicó a RFI los orígenes de esta intervención.

Anuncios

RFI: ¿Por qué razón Francia realiza operaciones militares en Malí?

F. X. Freland: Hay que recordar que, en esa parte del norte del país, desde principios de 2000, está Al Qaeda y recientemente los yihadistas del grupo Estado Islámico (Daesh). En el 2012 hubo nueve meses de ocupación yihadista en la región, entonces el presidente de transición -Dionkounda Traoré- pidió ayuda a Francia para eliminar ese peligro yihadista, que, a principios de 2013, amenazaba hasta la capital Bamako, situada al sur del País.

El periodista François-Xavier Freland
El periodista François-Xavier Freland France24 Captura de Pantalla

RFI: Amenaza que podía extenderse hasta París...

F. X. Freland: En Francia obviamente existe el temor, desde los atentados en París el 13 de noviembre 2015 -que prácticamente paralizaron toda la ciudad y dejaron un balance de más de 100 muertos-, no hay que olvidarlo. Estos yihadistas habían sido entrenados en Siria y venían con instrucciones del exterior. Es lo que teme Francia y sobre todo Europa, porque también hubo ataques en Alemania, temores de lo que pueda venir de Malí. Si hay un Daesh en Bamako se puede temer ataques de este tipo organizados desde Malí.

RFI: Es una situación que se prolonga desde hace siete años. ¿Cuánto pueden durar estas operaciones?

F. X. Freland: Es una guerra que puede durar mucho tiempo porque estamos frente a enemigos múltiples. El primero de ellos es la pobreza, la falta de desarrollo económico del país. La segunda es la falta de educación, 30% de la población es analfabeta, es muy difícil gobernar un país donde la gente solo habla dialectos y también es difícil tener una opinión sin acceso a un mínimo de información. La pequeña élite que la tiene vive en Bamako, pero eso no es el país. Frente a esa realidad, es difícil terminar esa guerra. Porque la gente, ante a un gobierno que no actúa como debería hacerlo, por ejemplo, a nivel de ayudas económicas y desarrollo -hay mucha malversación- la gente no confía y se orientan hacia la ayuda que les ofrecen los yihadistas.

RFI: Francia que defiende no solo su propia seguridad sino también la europea parece bastante sola en esta lucha…

F. X. Freland: Francia debe organizarse con ejércitos extranjeros, sobre todo europeos porque los locales no disponen de la capacidad ni de los medios.

RFI: Pero el resto de los europeos no ha mostrado mucho entusiasmo en sumarse a estas operaciones.

F. X. Freland: Se puede entender porque ¿Quién quiere meterse en una guerra que no se sabe cuándo va a terminar? Tomando en cuenta el cansancio de la opinión pública en cada país.

RFI: Como lo ocurrido esta semana, trece soldados franceses muertos.

F. X. Freland: Exactamente. También hay una falta de solidaridad en Europa, estamos en un momento muy crítico de la construcción europea. Hay que tenerlo en cuenta porque tiene consecuencias a la hora de construir una defensa europea. Malí y la guerra contra los yihadistas en Sahel en el Sahara, puede ser una buena oportunidad de construir ese viejo sueño europeo de un ejército común. Es lo que se va a discutir en estos días, hay varias reuniones en las agendas de los jefes de estado europeos. Creo que estamos en un momento importante tanto para la construcción europea como para el fin del terrorismo en el Sahel.

selfpromo.newsletter.titleselfpromo.newsletter.text

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.