Saltar al contenido principal
Argelia

Presidenciales en Argelia: cinco candidatos para unos comicios cuestionados

Oficina de voto en Argel, este 12 de diciembre de 2019.
Oficina de voto en Argel, este 12 de diciembre de 2019. REUTERS/Ramzi Boudina

Los argelinos son convocados a votar al nuevo presidente de la República, tras la mayor movilización popular que arrancó hace 10 meses en el país, y que terminó con la dimisión de Abdelaziz Buteflika.

Anuncios

Con nuestra corresponsal Beatriz Mesa.

En Argelia, la movilización ha aumentado a lo largo de la semana contra las elecciones presidenciales, para denunciar la falta de transición política. Mientras tanto, las autoridades repetían que estos comicios eran la solución a la crisis.

Anoche seguían las protestas que terminaron en fuertes enfrentamientos entre los manifestantes y las autoridades que llevaron a cabo numerosos arrestos. “Hemos visto manifestaciones inmensas para rechazar estas elecciones, y expresar la determinación del pueblo para ir a una verdadera alternancia, democracia y un periodo de transición”, dijo a RFI el politólogo argelino Ali ait Jaoudi.

Quedan muchas interrogantes sobre la legitimidad popular de estas urnas, la previsible altísima abstención y los candidatos que se preparan a ocupar esa silla presidencial. Los cinco perfiles proceden del viejo aparato por lo que no han ganado ninguna credibilidad. De todos, sólo uno parte como favorito: el ex ministro de Cultura Azzedine Mihoubi, periodista y poeta.

¿Quiénes son los candidatos?

Los 24 millones de votantes pueden elegir entre cinco candidatos, pero muchos consideran que estos cinco hombres representan la continuidad del sistema, ya que todos han estado, en mayor o menor medida, cerca del poder.

Abdelaziz Belaïd, el más joven de los candidatos (56 años), se presenta por segunda vez a una elección presidencial. Se unió al Frente de Liberación Nacional (FLN) en 1986 y fue miembro de organizaciones juveniles en apoyo a Abdelaziz Buteflika. Elegido diputado en 1997, fundó su propio partido en 2012, el Frente El-Moustakbel, cercano al gobierno.

Ali Benflis, el presidente del partido Talai el Houriat (Vanguardia de las Libertades), se presenta por tercera vez a la presidencia. En 2004 y 2014 quedó segundo, muy por detrás de Buteflika, del que se dice el principal opositor desde hace 15 años. Pero sus críticos le reprochan su pasado: se unió a la oficina política del FLN en 1989, y 10 años después, fue director de campaña de Buteflika y ocupó varios cargos durante su primer mandato.

Para su primera participación en una elección presidencial, Abdelkader Bengrina, ex sindicalista, se postula para El-Bina (Construcción), un partido que creó en 2013 y que forma parte de una coalición islamista. Proviene del partido MSP, que apoyó a Buteflika, y fue Ministro de Turismo de 1997 a 1999, antes de ser elegido diputado por Argel en 2002. En estas elecciones, es el único representante islamista.

Ex periodista y escritor, Azzedine Mihoubi fue diputado de 1997 a 2002, y fue nombrado ministro de Cultura en 2015, bajo la presidencia de Buteflika. Ocupó este cargo hasta el pasado mes de marzo. Es la primera vez que se presenta como candidato a la presidencia, como candidato del partido RND, un aliado tradicional del FLN dentro de la Alianza Presidencial que apoyó a Buteflika.

Abdelmadjid Tebboune, de 74 años, es un alto funcionario de carrera. Varias veces prefecto y ministro, fue nombrado primer ministro de Buteflika en 2017, aunque sólo se quedó tres meses en el cargo, debido a sus declaraciones sobre la corrupción y sus ataques a los oligarcas cercanos al jefe de Estado. Sigue siendo miembro del Comité Central del FLN, pero se presenta como candidato independiente.

Boletines de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.