Saltar al contenido principal
Coronavirus

Senegal empezó a experimentar con cloroquina, desoyendo advertencias de la OMS

Pastillas de cloroquina.
Pastillas de cloroquina. flickr.com

Las 96 personas que dieron positivo al Covid-19 han sido acogidas por los distintos hospitales del país africano y serán tratadas con cloroquina. Y según el profesor Moussa Seydi, en la primera línea de la lucha contra el Covid-19 en el hospital Fann de Dakar, los resultados son ya alentadores.

Anuncios

Con el corresponsal de RFI en Dakar, William de Lesseux

Moussa Seydi, figura destacada en la lucha contra el coronavirus en Senegal, y destacado especialista en enfermedades infecciosas, ha tomado buena nota de las pruebas realizadas por el infectólogo Didier Raoult en Marsella, Francia. Concretamente, Moussa Seydi anuncia en un video que decidió en Dakar utilizar la hidroxicloroquina, una molécula casi idéntica a la cloroquina.

Lea también: El profesor Didier Raoult, defensor de la cloroquina, ¿genio o charlatán?

Por el momento, la prueba se ha realizado en pacientes del hospital Fann, el primer centro de tratamiento. Y la sustancia, según el profesor, facilitaría la curación del coronavirus. Las pruebas continuarán. Moussa Seydi anuncia entretanto que, si el centenar de pacientes examinados no presentan efectos secundarios demasiado graves, seguirá las recomendaciones del profesor Raoult que sugirió añadir un antibiótico, la azitromicina. Si todas las pruebas son concluyentes, este proyecto de tratamiento se generalizará a todos los pacientes de Senegal.

Advertencia de la OMS

Sin embargo, la Organización Mundial de la Salud no recomienda actualmente el uso de la cloroquina. "Por lo tanto, es necesario tener mucho cuidado con esta hidroxicloroquina", advirtió la OMS a principios de esta semana. "Los estudios reducidos y no aleatorios, basados en observaciones, no nos darán las respuestas que necesitamos", explicó el director de la institución. La molécula es también la fuente de "falsas esperanzas", dijo la OMS.

Segundo peligro: la automedicación. Nivaquine o Plaquenil, los nombres comerciales del producto, ambos medicamentos antipalúdicos, deben ser absolutamente retirados de circulación. El propio profesor Moussa Seydi ha insistido en que esta sustancia no debe tomarse sin la supervisión de un equipo médico. Las pruebas realizadas por el médico están altamente supervisadas.

Ir a las farmacias para llevarse la cloroquina es como jugar al científico loco y privar a algunos enfermos crónicos y otras enfermedades de un tratamiento a menudo vital. Por lo tanto, se necesita precaución y, sobre todo, paciencia: habrá que ver a largo plazo si las pruebas del profesor Seydi resultan concluyentes en la lucha contra el coronavirus.

 

Boletines de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.