Saltar al contenido principal
Noticias de América

Coronavirus: Prohibición del aborto podría replicarse en otros estados de Norteamérica

Audio 03:32
Estados Unidos es el país con el mayor número de infecciones por Covid-19. En ese contexto, los Estados de Ohio, Mississippi y Texas han limitado el aborto.
Estados Unidos es el país con el mayor número de infecciones por Covid-19. En ese contexto, los Estados de Ohio, Mississippi y Texas han limitado el aborto. AFP

En pleno contexto de coronavirus, Mississipi, Texas y Ohio se han convertido en los primeros estados en considerar al aborto como una cirugía no esencial y han ordenado cancelar o posponer todo procedimiento relacionado.Esta decisión ha sido tomada bajo el argumento que toda atención médica debe estar orientada hacia los pacientes del coronavirus y hacia aquellos cuya vida esté en riesgo. Amnistía Internacional alerta que esta decisión podría ser imitada por otros Estados del país e incluso traspasar las fronteras, favoreciendo así una agenda conservadora.

Anuncios

El argumento de los gobernadores de Mississippi, Texas y Ohio para prohibir los abortos y cerrar las clínicas donde se lo practica - salvo para los casos donde la vida de la madre esté en peligro- es aliviar la carga del sistema de salud y hacer que el personal médico se concentre solo en los casos relacionados al COVID-19, además de evitar un riesgo innecesario y exponer al personal médico a cirugías consideradas no esenciales.

Esta polémica decisión ha sido criticada por Amnistía Internacional quien ve en esta medida una violación a los derechos humanos. Tarah Demant, Directora del programa de género, sexualidad e Identidad en Estados Unidos, alerta sobre el peligro de esta medida:

 

En Estados Unidos, el aborto existe como un derecho y prohibirlo es inconstitucional. Es por eso que hay una demanda judicial de organizaciones como Planned Parenthood porque este hecho no es legal. La realidad es que cuando una persona necesita hacerse un aborto lo va a hacer, la pregunta es en qué condiciones y si va a ser seguro o no. Significa que hay más muerte materna.

Otra de las organizaciones que ha reaccionado ha sido el National Latina Institute for Reproductive Justice, su directora asociada en Texas,  Lucy Félix, nos explica que esta prohibición del aborto en contexto de coronavirus responde a intereses de políticos conservadores: 

Es solo una maniobra política por parte de políticos antiaborto, es una jugada para distraernos de lo que la gente necesita en este momento, la gente necesita un salario justo, una licencia por enfermedad, para cuidarnos a nosotros mismos y cuidar a nuestras familias y un sistema de salud que funcione para todos y no prohibiciones al aborto. Es insólito de los políticos de Texas usar una crisis nacional para tratar de prohibir un tratamiento que es un derecho.

Estas prohibiciones no son nuevas, como nos explica Lucy Félix, sino que ya se habían venido gestando desde el año pasado, especialmente en las zonas del sur del país, en estados como Alabama y Georgia donde existe una mayor población latina. Uno de los mayores riesgos de estas prohibicones en el actual contexto es que puedan arrastrar a otros estados a tomar la misma decisión. Tarah Demant de Amnistía Internacional va un poco más allá y afirma que estas prohibiciones podrían incluso traspasar las fronteras de Estados Unidos

Esto es parte de un plan mucho más grande para limlitar el derecho al aborto, a los derechos humanos, especialmente los derechos sexuales y reproductivos. Estos moviminetos de Ohio, Texas y Mississippi, vamos a ver una continuación en otros estados dentro del país. La excusa del coronavirus es una máscara de una agenda contra el aborto, pero es posible que veamos que otros gobiernos tomen la misma decisión porque hay muchos que siguen la dirección de los Estados Unidos, como Brasil por ejemplo.

Si bien el panorama no parece nada alentador, Lucy Felix del el National Latina Institute for Reproductive Justice tienen un mensaje para las mujeres en territorio norteamericano

Vamos a seguir luchando y recordemos que si bien hay intentos para prohibir el aborto, el año pasado se aprobaron 36 medidas legales que protegen o amplían los servicios que protegen el aborto - más que en toda la década anterior. Esto se ha conseguido gracias a las batallas legales y a la movilizaciones civicas. Recordemos también que los servicios de aborto siguen siendo legales en los 50 estados del país. Con tanta ley, están mostrando a nuestra gente que el aborto es ilegal y aquí debemos resaltar que el aborto es legal y nuestras comunidades están luchando para que siempre sea un derecho.

En el contexto de coronavirus y siendo Estados Unidos el país con el mayor número de contagios, son alrededor de 25 los estados que han pedido que se anulen las intervenciones no esenciales. En ese sentido, el Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos ha pedido que no se clasifique al aborto dentro de estas operaciones pues el solo retraso de algunos días podría llegar a hacerlo completamente inaccesible."

 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.