Saltar al contenido principal
Coronavirus Estados Unidos

Estados Unidos lídera el número de casos confirmados de COVID-19

Una mujer atravesando una desolada Quinta Avenida de Nueva York, el 27 de marzo de 2020
Una mujer atravesando una desolada Quinta Avenida de Nueva York, el 27 de marzo de 2020 AFP

Desde que a finales de enero se hiciera público en Estados Unidos el primer caso de una persona contaminada por el coronavirus, hasta ahora, el número ha ascendido a 100.000, convirtiéndolo en el país con mayor número de enfermos. Por el momento la tasa de mortalidad es sensiblemente menor que en Europa.

Anuncios

Los expertos en salud pública estiman que si bien aún no se ha alcanzado el pico de la epidemia, diversas razones explican la extensión fulgurante del COVID-19 en el país. A comienzos del brote, Donald Trump fue acusado de minimizar su gravedad, y a medida que la pandemia se arraigó, primero en los estados de la costa oeste de Washington y California, el país no estuvo en condiciones de efectuar un rastreo eficaz de los casos. El gobierno se negó a relajar los obstáculos regulatorios que habrían permitido a los departamentos de salud, estatales y locales, desarrollar sus propios kits de pruebas, luego el Centro de Control y Prevención de Enfermedades, CDC de Atlanta, envió kits defectuosos, lo que agravó el retraso.

Tras la primera muerte provocada por el coronavirus el 29 de febrero, en los Estados Unidos, y más de un mes después del primer caso confirmado, el gobierno levantó dicha prohibición. Según el director de medicina de emergencia de la Universidad Johns Hopkins, Gabor Kelen, un seguimiento de los contactos de los contaminados habría permitido detectar mayor cantidad de casos rápidamente, y «bloquear los puntos críticos». Los funcionarios estadounidenses justifican su respuesta, afirmando que las pruebas de Corea del Sur -considerado como ejemplo de las mejores prácticas- pueden dar falsos positivos.

El estado de Nueva York, densamente poblado, se ha convertido en el epicentro del brote en Estados Unidos con casi 45.000 casos señalados hasta el viernes, la mitad del total nacional, y más de 500 muertes. 61% de la población de los 330 millones de habitantes de Estados Unidos ha sido llamada a confinamiento, dejando 39% fuera. Los expertos afirman que se requiere medidas urgentes de distanciamiento social a escala nacional para «aplanar la curva», disminuyendo la tasa de infecciones y evitar así el colapso de algunos hospitales como ha ocurrido Nueva York. Andrew Cuomo, el gobernador, predice un pico de infectados hacia mediados de abril.

El punto relativamente positivo es que por el momento la tasa de mortalidad basada en casos confirmados 1,5%, se mantiene baja respecto a España 7,7% e Italia 10%.

Con AFP

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.