Saltar al contenido principal
Noticias de América

El Central Park neoyorquino acoge un hospital de campaña para pacientes con coronavirus

Audio 02:56
La gente contagiada estará en 14 carpas que están siendo montadas por un impresionante operativo de la agrupación Samaritan’s Purse.
La gente contagiada estará en 14 carpas que están siendo montadas por un impresionante operativo de la agrupación Samaritan’s Purse. REUTERS - JEENAH MOON

En el Central Park de Nueva York, un hospital de campaña albergará al flujo creciente de pacientes de COVID-19.

Anuncios

Central Park es el pulmón de Manhattan. Un oasis donde los neoyorquinos vienen a correr, andar en bicicleta o a dar un paseo para escapar al bullicio de esta caótica metrópolis.

Pero en medio de esta pandemia que tiene en jaque a la ciudad, este icono de la Gran Manzana albergará a pacientes infectados con la COVID-19. La gente contagiada estará en 14 carpas que están siendo montadas por un impresionante operativo de la agrupación Samaritan’s Purse.

Melissa Nystrom es parte de esta organización y junto a cientos de voluntarios y expertos en manejo de crisis y desastres, vino especialmente desde Carolina del Norte a brindar ayuda.

“Nos vamos a quedar aquí todo el tiempo que se necesite. Queremos traerle esperanza a la ciudad, que sepan que no están solos, que no los olvidamos. Venimos a darles espacio extra para el sistema de hospitales, para el Mount Sinai y los pacientes que sufren el coronavirus, y traemos alivio para todos los que están sufriendo”, explica Nystrom.

Muchos neoyorquinos que pasan por esta zona del parque sobre la 5ta Avenida y la calle 98 se sorprenden mucho al ver este hospital al aire libre y en pleno corazón del Central Park.

“Por un lado es muy perturbador porque hace que todo esto sea más, real; por otro lado, da mucha esperanza ver que podemos expandir los recursos pero es increíble que en Estados Unidos necesitemos carpas en los parques para atender a la gente enferma”, dice una mujer.

 

Sofia trajo a sus niños para salir brevemente del confinamiento de su pequeño apartamento. Cuenta que “ellos saben que hay muchos pacientes en este momento y que se necesitan muchas camas y más espacio para recibir a todos los contagiados”. A lo que su hija añade: “Tienen que ayudar a la gente”.

  

Algunos vecinos del Upper East Side contemplan esta transformación radical y recuerdan tiempos más felices en este parque donde pasaron su infancia.

 

“Yo fui a una escuela aquí a la vuelta y cuando teníamos gimnasia veníamos acá al Central Park con toda nuestra clase y primero corríamos y después jugábamos al fútbol en este mismo lugar.  Y teníamos salud y nada nos preocupaba y espero que vuelva a ser así”, recuerda un hombre.

 

Central Park se vuelve protagonista de esta lucha contra el coronavirus.

Nadie sabe cuánto durará este combate pero algo es seguro: todos quieren ganarlo.

 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.