Saltar al contenido principal
Noticias de América

Covid-19 en Brasil : cientos de médicos cubanos reintegrados en el programa 'Más Médicos'

Audio 03:44
Un médico cubano en una unidad básica de salud de Alexania, a unos 80km al suroeste de Brasilia. 22 de noviembre de 2018.
Un médico cubano en una unidad básica de salud de Alexania, a unos 80km al suroeste de Brasilia. 22 de noviembre de 2018. AFP - EVARISTO SA

En Brasil, la pandemia de coronavirus está favoreciendo el retorno al trabajo de cientos de médicos cubanos que habían tenido que abandonar el programa "Más Médicos" a causa de las tensiones entre el presidente Jair Bolsonaro y el régimen castrista.

Anuncios

A finales de 2018, La Habana retiró a sus doctores de Brasil después de las críticas del presidente de ultraderecha Jair Bolsonaro, que había calificado el programa 'Más Médicos' de "esclavitud" y había desestimado sus calificaciones profesionales.

Lo cierto es que los 8.000 profesionales cubanos que llegaron a participar en dicho acuerdo de cooperación con Brasilia, entregaban la mayor parte de su salario al gobierno cubano. De hecho, en enero pasado, dos relatoras de la ONU - sobre esclavitud y sobre trata de personas respectivamente - estimaron que las condiciones de trabajo de los profesionales en las misiones de internacionalización de Cuba podrían elevarse a trabajo forzoso, según los indicadores de la Organización Internacional de Trabajo (OIT).

Después de la retirada de La Habana hace un año y medio, unos 1.800 médicos cubanos permanecieron en Brasil pero no estaban autorizados a ejercer su profesión.

Juan Carlos, de 31 años, es uno de ellos. Tenía una relación con una brasileña y esperaban un hijo. "El fin del programa Más Médicos fue como un cubo de agua fría para nosotros", recuerda. "En el momento de dejar de trabajar como médico, me sentí muy mal". Al quedarse en Brasil, Juan Carlos se convirtió en un "desertor" para el régimen cubano. Por ello no puede regresar a su país durante ocho años.

Médicos por primera vez en aldeas indígenas

Lanzado en 2013 por el gobierno de izquierda de Dilma Rousseff, el programa "Más Médicos", permitió llevar a profesionales de salud a zonas remotas y pobres de Brasil donde la falta de médicos es crónica, explica Luiz Facchini, especialista en salud pública en la Universidad de Pelotas en Brasil.

"Hubo médicos por primera vez de modo efectivo en las aldeas indígenas, en aldeas de población negra, incluso en las favelas y comunidades pobres de los grandes centros urbanos que, hasta entonces, no habían tenido de modo regular a médicos trabajando en esas unidades de salud", detalla el académico.

"Con la salida de los médicos cubanos a finales de 2018, hubo un problema muy serio para proveer de personal a estos servicios, especialmente en los lugares más pobres y con más dificultades."

Puestos vacantes

Entonces el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, anunció un programa nuevo con doctores nacionales, pero muchos de los puestos dejados por los cubanos quedaron vacantes. Ahora, frente a la pandemia, el gobierno de ultra derecha se resignó a reintegrar a cientos de los médicos cubanos que siguen viviendo en el país.

"Son profesionales eficaces, tienen experiencia en salud comunitaria, en salud de la familia, y no se rehusan a trabajar en lugares remotos o difíciles. Son necesarios en Brasil porque tenemos dos problemas: por un lado, la falta de profesionales, por eso es necesario traer médicos desde el exterior, y la segunda razón es que los médicos de Brasil no quieren ir a estos lugares para trabajar entonces hay un importante turn-over", precisa Facchini.

En primera línea frente a la Covid-19

Tras un año y medio trabajando en otros rubros, Elena, médica cubana instalada en Brasil desde 2014, retomó su labor en el marco del programa "Más Médicos" en abril pasado. "Estoy feliz", dice a RFI. Elena está trabajando en un centro de salud de Itapevi, al oeste de Sao Paulo, en primera línea frente a la Covid-19.

"Estoy trabajando como urgentista en un centro de combate contra el coronavirus. Varios colegas están suspendidos porque contrajeron la enfermedad, entonces los turnos se hacen más intensos, pero estoy trabajando feliz", cuenta a RFI. "Cuando recupero a un paciente, cuando retiro el respirador artifical a un paciente y veo que se salvó una vida, es un aleluya para un médico... Y estoy recuperando la autoestima que perdí durante un año y cinco meses en los que no pude trabajar como médico", confiesa la doctora.

Juan Carlos también fue aceptado de nuevo en el programa "Más Médicos", y está impaciente de retomar su labor como médico. "Estoy preparado para ir a las zonas más difíciles, como siempre ha sido, porque me gusta la medicina y por la necesidad que tiene el país, y no solo ahora con la pandemia", dice el treintañero.

Los profesionales cubanos ahora cobrarán su salario entero pero hasta el momento su reintegración ha sido lenta.

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.