Saltar al contenido principal
COLOMBIA

La ONU denuncia la impunidad de paramilitares

Miembros del Ejército colombiano
Miembros del Ejército colombiano AFP/Luis Robayo

El Comité de Derechos Humanos denuncia que las autoridades colombianas “han abierto pocas investigaciones” para detener la violencia sistemática de estos grupos armados. Naciones Unidas denunció en mayo que en la Administración colombiana había “un patrón de impunidad” para realizar fusilamientos extrajudiciales

Anuncios

 

El Comité de Derechos Humanos de la ONU denunció en una resolución publicada este viernes en Ginebra la “impunidad” de la que gozan los paramilitares en Colombia y hace hincapié en aquellos que cometieron presuntamente el escándalo de los llamado falsos positivos.

"Se ha logrado solamente una sentencia condenatoria contra dos personas y se han abierto pocas investigaciones, a pesar de la sistemática violencia revelada en las versiones libres de los paramilitares", dice el informe de los 20 expertos, que deja en entredicho la gestión de este asunto del Gobierno de Álvaro Uribe y del nuevo presidente y anterior ministro de Defensa, Juan Manuel Santos.

El tema de los falsos positivos lleva camino de convertirse en algo más que un dolor de cabeza para el Gobierno colombiano. En mayo, un informe de la ONU ya acusó a Colombia de tener un “patrón” de impunidad para fusilar extrajudicialmente a supuestos guerrilleros.

El escándalo de los falsos positivos comenzó en el año 2008, cuando se conoció que un nutrido grupo de militares fusiló a miles de jóvenes inocentes disfrazándoles de guerrilleros y contabilizándolos como caídos en combate. La presión por presentar “éxitos contra las guerrillas” a sus mandos oficiales fomentó esta práctica, según el informe que presentó el responsable de la ONU, Philip Alston.

Pero hubo más. Según la ONU, se pagaban incentivos a quien matara más miembros de las FARC. "Hubo incentivos: un sistema informal de incentivos para soldados que mataran y uno formal para civiles que dieran información que llevaran a la captura o muerte de guerrilleros", explicó Alston entonces.

La Fiscalía General de Colombia investiga, no obstante, 2.077 homicidios agravados presuntamente cometidos por la fuerza pública. De ellos, identificó 274 “falsos positivos” en 2006 y 505 en 2007. En 2008, comenzó un descenso en esta práctica, con 156, y en 2009 hubo al menos siete casos con 16 víctimas.

Ahora la ONU vuelve a denunciar la impunidad de los paramilitares. "En la práctica existe impunidad para un gran número de graves violaciones  de derechos humanos. Entre los más de 30.000 paramilitares desmovilizados, la gran mayoría no se ha acogido a la Ley No. 975 de 2005 y falta claridad acerca de su situación jurídica", indica el documento al referirse a la también llamada Ley de Justicia y Paz.

De las "280.420 víctimas (que se han) registrado en el marco de (esa ley) preocupa que hasta la fecha sólo se han otorgado reparación para víctimas por vía judicial en un solo caso", añade el informe de la ONU.

"La extradición por orden del poder ejecutivo de jefes paramilitares a los Estados Unidos para responder de cargos de narcotráfico ha resultado en una situación que obstaculiza la realización de investigaciones acerca de su responsabilidad por graves violaciones de derechos humanos", critica el documento, al referirse a los cabecillas de los citados paramilitares.

 

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.