Saltar al contenido principal

Iglesia mexicana admite lazos con narcotráfico

Dispositivo militar contra el narcotráfico en Ciudad Juárez
Dispositivo militar contra el narcotráfico en Ciudad Juárez Reuters

El cardenal Norberto Rivera Carrera en un editorial del semanario dominical “Desde la fe”, titulado “Barbarie inhumana” reconoce que “Gobernadores, corporaciones policiacas, militares, empresarios periodistas, medios de comunicación y algunos ambientes religiosos están involucrados con el poder corruptor del narcotráfico y la delincuencia que de él se deriva”. Es la primera vez que la Arquidiócesis Primada de México reconoce públicamente la existencia de lazos entre representantes de la Iglesia católica y la mafia ligada al tráfico de drogas.

ANUNCIOS

Según el editorialista del semanario católico en ciertas comunidades religiosas existen sospechas fundadas de que los sacerdotes han aceptado el dinero de la droga para construir sus capillas. “Para vergüenza de algunas comunidades católicas –escribe el cardenal Rivera- hay sospechas de que benefactores ligados al narcotráfico han ayudado con dinero del mas sucio y sanguinario negocio en la construcción de capillas”. Aunque algunos pueblos y comunidades justifican esas ayudas y consideran que los narcos son “benefactores del pueblo”, el cardenal Rivera denuncia con tristeza su carácter inmoral que es en su opinión doblemente condenable.

En Pachuca, 90 kilómetros al norte de Ciudad de México, la fiscalía inició una investigación por presunto lavado de dinero en la construcción de la capilla de Nuestra Señora de los Lagos, al hacerse público que una placa en el templo agradece la donación al narcotraficante Heriberto Lazcano. Lazcano es el capo mafia de “los zeta”, grupo de narcotraficantes creado en la década de los noventa por militares desertores que se pusieron al servicio del cartel del Golfo.

Al evocar la extensión de la corrupción a todos los sectores de la sociedad, el representante de la Iglesia mexicana se pregunta: ¿Qué Estado de la República escapa a este flagelo? “Podemos empezar –afirma- por políticos de gran altura, gobernadores de distintos Estados, corporaciones policíacas enteras, militares y policías federales”. El cardenal Rivera lanza así un llamado al país: “basta ya de complicidades, basta de una sociedad indiferente y complaciente, basta de los analistas políticos que abogan por la legalización de las drogas y por hacer público el negocio”.

La posible legalización de la producción, comercialización y consumo de la marihuana en la vecina California preocupa tanto al gobierno como a la Iglesia mexicana, ya que México es un productor importante de esa droga. El negocio de la marihuana representa 20% de los ingresos totales de los carteles de la droga. Pero la mafia mexicana se dedica también y sobretodo al tráfico de cocaína y metanfetaminas, además de su actividad criminal con la prostitución, extorsiones, secuestros y homicidios.

Los carteles mexicanos están enfrentados en una batalla feroz por el control de las zonas de producción y del trasiego hacia Estados Unidos. Más de 28 mil muertos han sido víctimas de la violencia ligada al narcotráfico desde 2006. Recientemente varias matanzas en diversos lugares del país han dejado mas de 100 muertos en Tijuana y Ciudad Juárez. Ola de violencia que fue precedida por una operación policial en la que incautaron 134 toneladas de marihuana, mercancía perteneciente al capo mafioso Joaquín “Chapo” Guzmán.

 

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.