Saltar al contenido principal
Carrusel de las Artes

La Negritud entra al Panteón con Aimé Césaire

Audio 04:06
(Foto: AFP)

El gobierno de Francia rinde un homenaje nacional al poeta martiniqués Aimé Césaire al inaugurar una placa en el Panteón, monumento dedicado a los hombres ilustres. Pero el cuerpo de Aimé Césaire reposa en su isla añorada, frente al mar Caribe, tal como el poeta, dramaturgo y hombre político había pedido.

Anuncios

El homenaje póstumo en el Panteón de París tiene un significado mayor, más allá de un homenaje a la persona del poeta y pensador: se trata de la entrada de la “negritud” al exclusivo y excluyente monumento a la historia y a la cultura francesas.

“La negritud” fue un concepto que acuñó Césaire junto a su amigo Léopold Sédar Sanghor, también poeta y también político de Senegal. Juntos, el caribeño y el africano, crearon el concepto para dignificar lo que hasta ese momento, mediados del siglo pasado, era un vocablo despectivo y a veces racista: “negro”. La Negritud fue una respuesta de aceptación y orgullo surgido de las Américas y África.

Porque junto al odio y crueldad de los barcos esclavistas desembarcó la cultura negra africana en América y en el Caribe. Con la Negritud Sedar Senghor y Césaire iniciaron el restablecimiento de la dignidad étnica de esas culturas. Y también fueron los apóstoles de la descolonización. Césaire con su "Discurso sobre el colonialismo" y con sus poemas del "Cuaderno del país natal". Y también con sus obras de teatro. 
 

"Yo pensé que había que trasmitir un mensaje, y que ese mensaje podía trasmitirse de una manera más efectiva y accesible con el teatro y la poesía. La poesía es de algún modo el hombre ensimismado y en soledad, mientras que el teatro es una idea que se ve, una idea para entender. Y me pareció la forma más adaptada para la nueva situación que me tocaba vivir, el formidable momento de la descolonización, de 1958 a 1960. Un gran momento."

Aimé Césaire
 

Este hombre, profeta y poeta como lo quiere la tradición, entra este miércoles al Panteón, tres años después de su muerte.
 

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.