Saltar al contenido principal
Chile

Más de 500 detenidos tras protestas estudiantiles

Un almacén en llamas durante la manifestación en Santiago, el 4 de agosto de 2011.
Un almacén en llamas durante la manifestación en Santiago, el 4 de agosto de 2011. ©Reuters.

La tensa jornada de protestas estudiantiles protagonizadas por universitarios, escolares y profesores culminó el jueves en duros enfrentamientos con las fuerzas del orden, que utilizaron gases lacrimógenos y carros lanza-agua para dispersar la manifestación, que no había sido autorizada.

Anuncios

"La cifra de detenidos llegó a 552 personas, por desórdenes públicos, porte ilegal de armas y porte de artefactos explosivos, y 29 Carabineros quedaron lesionados, uno de ellos en estado grave", resumió el subsecretario del Interior Rodrigo Ubilla.

La protesta se extendió a 12 ciudades chilenas, pero el gobierno minimizó el descontento y estimó en 5.000 el número de manifestantes. “Esta baja convocatoria es una clara indicación de que la gran mayoría de los estudiantes de nuestro país cree que el diálogo es el camino para llegar a consensos", aseguró Ubilla.

Frente a la negativa de las autoridades a permitir la manifestación, unos 200 estudiantes tomaron el canal de televisión Chilevisión con la intención de difundir su reivindicación: una reforma constitucional para alcanzar una educación pública de calidad y gratuita, y que se acabe con el lucro en las universidades. Finalmente, al cabo de 40 minutos los jóvenes se retiraron tras llegar a un acuerdo con la emisora: grabaron un mensaje para que fuese transmitido más tarde.

Mientras tanto, en la noche de Santiago retumbó un cacerolazo de respaldo a los manifestantes, un tipo de protesta que se implantó durante la dictadura militar chilena (1973-1990) y que nunca se había producido en tiempos de democracia.

En este contexto de tensión, se radicalizan las posiciones. Patricio Contreras, en nombre de la Confederación de Estudiantes de Chile (Confech), señaló que "incitamos al gobierno a dar respuestas serias, concretas y coherentes a nuestras demandas históricas. Para esto, el Ejecutivo tiene un plazo de seis días, a partir de esta jornada".

La respuesta no tardó: “No entendemos como respuesta emplazar al Gobierno en la forma como lo han hecho. Al Gobierno no se le emplaza de esa manera", declaró el vocero presidencial Andrés Chadwick.

El funcionario señaló además que el Gobierno espera una respuesta a su propuesta de
21 puntos y que los estudiantes se comprometieron a responder el viernes.

Los estudiantes realizaron, antes del jueves, tres marchas en las que convocaron a unas 80.000 personas en cada oportunidad.

 

selfpromo.newsletter.titleselfpromo.newsletter.text

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.