Saltar al contenido principal
Economía

Eurozona bajo presión para que resuelva la crisis

La directora del FMIn Christine Lagarde consideró que se está en "una fase crítica".
La directora del FMIn Christine Lagarde consideró que se está en "una fase crítica". © Reuters

El FMI, Estados Unidos y China urgieron a los países europeos a encontrar soluciones a la crisis de la deuda para evitar una recesión mundial. La directora del FMI, Christine Lagarde, informó que en caso de crisis mayor, los recursos del Fondo podrían ser insuficientes.

Anuncios

La prolongada crisis de la deuda en Europa y la falta de soluciones para calmar a los mercados parecen haber acabado con la paciencia de la comunidad internacional. Así lo hicieron saber los responsables de varias economías el sábado durante la asamblea de países miembros del Fondo Monetario Internacional.

El más tajante fue Timothy Geithner, el secretario del Tesoro estadounidense quien vaticinó un futuro catastrófico si Europa no actúa de forma rápida. “La amenaza de una cascada de quiebras bancarias y riesgos catastróficos debe ser sacada de la mesa, ya que de otro modo, socavará los esfuerzos europeos y globales”, dijo Geithner.

“Las circunstancias para cada uno de nosotros varían, pero nuestras economías y sistemas financieros están estrechamente ligados. Por consiguiente, debemos actúar de forma colectiva para restaurar la confianza y la estabilidad financiera, y reanudar el crecimiento mundial”, indicaron los 187 países miembros en una declaración común.

Pero a pesar de esta declaración de buena voluntad a un trabajo coordinado, algunas voces se levantaron para presionar a Europa a encontrar un remedio eficaz a la crisis.

“Los problemas soberanos y bancarios en Europa son actualmente el riesgo más serio que enfrenta la economía mundial” destacó el secretario del Tesoro de Estados Unidos.

“Es responsabilidad de los funcionarios europeos asegurarse de que sus acciones frenen el contagio más allá de la periferia del euro”, exigió por su parte Guido Mantega, ministro de Hacienda brasileño.

Una de las críticas más agudas vino de un país europeo fuera de la zona euro: Gran Bretaña. Su ministro de Economía, George Osborne, advirtió que “a la comunidad internacional se le está agotando la paciencia” y que los políticos europeos se enfrentan a “una pérdida de confianza” por parte de los mercados.

De su lado, la directora del FMI, la francesa Christine Lagarde, explicó que en la reunión del Comité Financiero y Monetario Internacional del FMI, hubo “un reconocimiento común de la urgencia de la actuación colectiva” para salir de la crisis porque “estamos en una fase crítica”.

Lagarde también señaló que el Fondo comienza a preocuparse por la disponibilidad de los recursos para enfrentar una eventual profundización de la crisis. La directora del FMI explicó que si bien el organismo tiene recursos adecuados en estos momentos, en caso de una crisis como la de 2008, estos recursos podrían ser insuficientes. Por ello, alentó a implementar con rapidez el aumento de las cuotas partes de los Estados miembros (el dinero que cada uno aporta de forma permanente) aprobado en 2010.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.