Saltar al contenido principal
Guatemala

Se le negó el beneficio de la amnistía al ex dictador guatemalteco Efraín Ríos Montt

El ex dictador guatemalteco Efraín Ríos Montt habla con los medios tras dictársele arresto domiciliario, el 26 de enero de 2012 en Guatemala City.
El ex dictador guatemalteco Efraín Ríos Montt habla con los medios tras dictársele arresto domiciliario, el 26 de enero de 2012 en Guatemala City. ©Reuters.

 Un juzgado guatemalteco negó el beneficio de la amnistía al ex dictador guatemalteco Efraín Ríos Montt (1982-1983). El acusado la había solicitado para evadir un proceso penal en su contra por genocidio.

Anuncios

 El titular del Juzgado Primero de Mayor Riesgo, Miguel Ángel Gálvez, argumentó que la petición de amnistía no es aplicable al delito de genocidio del que la Fiscalía acusa al ex dictador de 85 años, y pide que se le juzgue. Gálvez señaló, en declaraciones a la prensa, que el genocidio es "un delito internacional" y la Ley Nacional de Reconciliación de 1997 no otorga ese privilegio al acusado.
A la audiencia en el Juzgado de la capital no acudió el ex dictador, pero sus tres abogados defensores solicitaron que fuera amparado por una amnistía otorgada en 1986 para quienes combatieron en la guerra interna entre 1982 y 1986, durante los gobiernos de facto del propio Ríos Montt y de Oscar Mejía Víctores.
"Con la entrada (en vigor) de la nueva Constitución Política (1986) se declaraba una amnistía sin excepciones, sin trámites, como el imperio de la ley, a todas las personas" involucradas en ese período del conflicto armado, argumentó uno de los abogados, Francisco Palomo.
El decreto de 1986, firmado por Mejía, jefe de Estado de 1983 a 1986 y quien derrocó a Ríos Montt, concede una amnistía general a responsables o acusados de haber cometido delitos políticos y comunes durante ese período, considerado el más cruento y de mayores violaciones a los derechos humanos, incluidas masacres.
El pasado 26 de enero la jueza Patricia Flores abrió formalmente un proceso
contra Ríos Montt, quien gobernó del 23 de marzo de 1982 al 8 de agosto de 1983.
Si se le abre juicio, el ex jefe de facto sería el primer golpista de Guatemala en sentarse en el banquillo de los acusados por genocidio cometido en el marco de la guerra de 36 años (1960-1996), que dejó 200.000 muertos o desaparecidos en Guatemala, según un informe avalado por la ONU.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.