Saltar al contenido principal
Colombia

Exjefe de seguridad de Uribe acepta complicidad con paramilitarismo

El expresidente Alvaro Uribe.
El expresidente Alvaro Uribe.

El expresidente colombiano Álvaro Uribe negó este lunes 20 de agosto que su gobierno hubiera permitido alianzas con el crimen organizado, después de que su exjefe de seguridad, el general retirado Mauricio Santoyo, se declarara culpable en Estados Unidos de complicidad con el paramilitarismo.

Anuncios

Tras conocerse la declaración de Santotyo, el expresidente colombiano dijo sentirse “defraudado y triste” de que Santoyo, responsable directo de su seguridad entre 2002 y 2006, hubiera traicionado su confianza.

Nuestro apoyo a las Fuerzas Armadas “fue para fortalecer al Estado nunca para permitir alianzas con criminales”, escribió Uribe (presidente entre 2000 y 2010) en su cuenta de Twitter.

Por su parte, la canciller colombiana, María Ángela Holguín, calificó el caso de "lamentable".

En una entrevista radiofónica posterior, el exmandatario aclaró que no se arrepiente de haber ascendido a Santoyo a general de la Policía porque nunca encontró elementos para sospechar de su honradez.

Santoyo ejerció la comandancia del Cuerpo Élite Antiterrorista de la policía antes de encargarse de la seguridad de Uribe. El general en retiro se entregó en julio a las autoridades estadounidenses y este lunes aceptó haber apoyado y protegido entre 2001 y 2008 a las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), la organización que agrupaba a los grupos paramilitares.

El abogado de Santoyo, Oscar Rodríguez, aseguró que la autoinculpación fue producto de un acuerdo con el gobierno norteamericano y deja de lado la acusación principal que pesa en contra de Santoyo por colaboración con el tráfico de droga hacia Estados Unidos.

La canciller Holguín expresó su confianza en que este caso sirva de ejemplo para que los miembros de la fuerza pública no caigan en este tipo de conductas.

“Es lamentable que un general de la República tenga que estar en una situación como ésta y esperamos que se esclarezca su participación”, afirmó la ministra de Relaciones Exteriores.

Tras conocerse las acusaciones que pesaban sobre Santoyo en Estados Unidos, el presidente Juan Manuel Santos le instó públicamente en junio a presentarse ante las autoridades de ese país y responder por los cargos en su contra.

Las AUC, que se financiaban en parte con el narcotráfico, cometieron numerosas y gravísimas violaciones contra la población civil en el marco de su combate a las guerrillas izquierdistas. Este grupo se desmovilizó entre 2003 y 2006 en un proceso de paz con el gobierno de Uribe, que concedió beneficios procesales a cambio de verdad y reparación.

Uribe sostuvo una política de enfrentamiento total a las guerrillas, que redujo a la mitad a sus combatientes y le valió gran popularidad aunque otros funcionarios y colaboradores están siendo procesados por nexos con los paramilitares, escuchas ilegales a periodistas y opositores, entre otros delitos.

 

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.