Saltar al contenido principal
Estados Unidos / Huracán Sandy

Continúa el caos 10 días después del paso de Sandy

Un hombre camina entre escombros dejados por el paso de Sandy, el 8 de noviembre 2012, en el barrio de Belle Harbor, en Queens.
Un hombre camina entre escombros dejados por el paso de Sandy, el 8 de noviembre 2012, en el barrio de Belle Harbor, en Queens. REUTERS/Lucas Jackson

A pesar de los esfuerzos de las autoridades federales, estatales y locales, un puñado de zonas de la ciudad de Nueva York parece haber sido olvidada por los gobernantes tras el paso del huracán Sandy. Asimismo, miles de hogares permanecen sin calefacción, electricidad o agua caliente, y la escasez de combustible sigue afectando a millones de personas.

Anuncios

La situación, que ya era grave, se complicó aún más en la madrugada del jueves, cuando una tormenta invernal azotó las mismas zonas afectadas por Sandy. Pero la nueva tormenta, con vientos de hasta 70 kilómetros por hora y una fuerte descarga de nieve, no sólo interrumpió los trabajos de normalización, sino que la empeoró.

Según el Departamento de Energía, más de 700.000 hogares estan sin electricidad en el noreste de Estados Unidos luego de que esta tormenta de nieve azotara la mismas zonas afectadas por el huracán Sandy la semana pasada.

En Nueva York, Nueva Jersey y Connecticut, las zonas más afectadas por ambas tormentas, las autoridades distribuyeron generadores de electricidad, estufas de calefacción y frazadas a los residentes y abrieron varios refugios.

Para muchos habitantes es difícil entender cómo en una ciudad conocida como “la capital del mundo”, la situación sigue siendo caótica.

En su editorial, el diario New York Times afirma incluso que los habitantes más vulnerables parecen estar al final de la lista de las prioridades de las autoridades. Según Steven Banks, de la Sociedad de Ayuda Legal, 15.000 viviendas públicas seguían sin calefacción, agua caliente o electricidad. “Estamos en la segunda semana y no hay una urgencia total para reparar los daños”, dijo Banks a ese diario.

Por otra parte, a raíz de los persistentes problemas de abastecimiento de combustible provocados por Sandy, las autoridades de Nueva York anunciaron el jueves la puesta en marcha de un sistema de racionamiento.

"Firmé una orden urgente para alternar los días en los que los automovilistas pueden cargar combustible, que es el mejor modo de poner fin a las filas y ayudar a los consumidores a comprar combustible más rápido", dijo el alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg en conferencia de prensa.

Los automovilistas podrán comprar combustible alternando un día, de acuerdo a la última letra o número de sus matrículas. Los vehículos médicos, comerciales y taxis no están concernidos por la medida que comenzó a aplicarse el viernes a las 06H00 locales.

El gobernador de Nueva Jersey, Chris Christie, puso en pie un sistema de racionamiento similar la semana pasada, en esta ciudad donde los estragos causados por Sandy fueron aún más importantes que en Nueva York. Pero esta medida no impidió que se formaran largas colas en las estaciones de servicio. La escasez de combustible se debe al cierre de dos refinerías y varias terminales en la región.

El ciclón Sandy atravesó hace una semana y media países del Caribe y la costa este de Estados Unidos, dejando por su paso decenas de muertos y millones de damnificados.
 

selfpromo.newsletter.titleselfpromo.newsletter.text

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.