Saltar al contenido principal
Ébola

Se crea un plan latinoamericano para luchar contra el ébola

El presidente de Cuba Raúl Castro
El presidente de Cuba Raúl Castro REUTERS

Durante la cumbre extraordinaria de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de América (ALBA), que este lunes convocó en La Habana el presidente Raúl Castro, los mandatarios de doce países de América Latina y el Caribe acordaron crear un plan conjunto para combatir la epidemia.

Anuncios

En la cita participaron los nueve países miembro del ALBA (Venezuela, Bolivia, Ecuador, Nicaragua, Cuba, Antigua y Barbuda, Dominica, Santa Lucía y San Vicente y las Granadinas), además de Haití, Granada y San Cristóbal y Nevis. También estuvieron presentes la directora de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Carissa Etienne, y David Nabarro, enviado especial del Secretario general de la ONU, Ban Ki-moon.

Los mandatarios aprobaron una declaración de 23 puntos, entre ellos encargar a los ministros de Salud la "elaboración de un plan de acción" contra el ébola, a más tardar el 5 de noviembre, y aplicarlo inmediatamente en coordinación con la Organización Mundial de la Salud y la Organización Panamericana de la Salud.

Los jefes de Estado acordaron también proponer a la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) que promueva esfuerzos regionales contra el ébola, y decidieron reforzar las medidas de vigilancia en las fronteras, en particular en puertos y aeropuertos, para detectar tempranamente posibles casos de infección.

El presidente cubano dijo que La Habana está dispuesta a colaborar "codo a codo con todos los países, incluyendo Estados Unidos" para contener la epidemia que, dijo, amenaza con convertirse en una de las "más graves pandemias de la historia".

"Mañana (por hoy martes) partirán rumbo a Guinea y Liberia otras brigadas cuyas avanzadas ya se encuentran en ambos países", indicó Raúl Castro, refiriéndose a los 165 médicos y enfermeros que, además de a esos dos países, viajaron a Sierra Leona el 1 de octubre. Aquel grupo fue entrenado en La Habana por expertos de Brasil, Estados Unidos y la organización Médicos Sin Fronteras en campamentos que simulan los de África.

Según fuentes de la ONU, las nuevas brigadas incluyen 90 médicos y enfermeros, con los que Cuba tendrá desplegados en África a 255 profesionales de los 461 que prometió a la ONU y a la Organización Mundial de la Salud. Los efectivos médicos cubanos constituyen el más grande contingente desplegado por un Estado para combatir el ébola, lo cual le ha significado el reconocimiento de la ONU, de la OMS e incluso del gobierno de Estados Unidos.

La reunión del ALBA coincidió con un encuentro de ministros de Salud de la Unión Europea (UE) en Luxemburgo, para tratar también el tema del édola. A diferencia de Cuba, los ministros europeos eludieron comprometer el envío de personal sanitario. Más allá de misiones para evaluar la situación, la Unión Europea no ha enviado equipos de expertos para hacer frente a la epidemia, pero el titular alemán de Exteriores, Frank-Walter Steinmeier, propuso una misión de “cascos blancos europeos”.

Los ministros de Exteriores acordaron elevar la aportación económica a los tres países más afectados (Guinea, Liberia y Sierra Leona), que asciende ya a 600 millones de euros pero que está aún lejos de los 1.000 millones que reclama Reino Unido, uno de los países más activos en combatir la enfermedad en África.

 

selfpromo.newsletter.titleselfpromo.newsletter.text

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.