Saltar al contenido principal
Noticias de América

Colombia: reacción gubernamental ante ataque de las FARC

Audio 04:42
El presidente Santos se dirige a los medios en la base militar Marco Fidel Suárez, Cali, 15 de abril de 2015.
El presidente Santos se dirige a los medios en la base militar Marco Fidel Suárez, Cali, 15 de abril de 2015. REUTERS/Efrain Herrera/Presidency-Press office

La respuesta del Presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, a la agresión armada de las FARC fue contundente. Menos de 24 horas después del ataque de las FARC a una columna militar, que dejó 10 militares muertos y 17 heridos, el mandatario, tras reunirse con su Consejo de Seguridad, anunció la anulación de la medida de suspensión de los bombardeos a la guerrilla.

Anuncios

La acción de un grupo de las FARC ha tomado por sorpresa a los analistas, sobre todo porque se trata del operativo más importante de la guerrilla desde el inicio de las negociaciones de paz. Así lo plantea David Correal, investigador del Centro de Recursos para el Análisis de Conflictos, CERAC, Colombia, a quien tuvimos la oportunidad de entrevistar.

El ejército aseguró que la columna militar agredida realizaba operaciones de control territorial cuando fue atacada con artefactos explosivos; el presidente Juan Manuel Santos calificó semejante comportamiento de ruptura, de acto deliberado.

La delegación de las FARC, que discute en La Habana con representantes del gobierno colombiano lo relativo al proceso de desminado, tras el importante acuerdo del 7 de marzo, también reaccionó rápidamente. Jesús Santrich, uno de los representantes del grupo armado, pidió al gobierno colombiano el cese bilateral del fuego para tratar de que la población tenga momentos de tranquilidad y sosiego, según afirmó. Todo ello conduce a David Correal, investigador del CERAC, a pensar que hay descoordinación en las filas de la guerrilla.

El Presidente Santos rechazó explícitamente la propuesta de Santrich, al tiempo que el gobierno subía de tono: el Fiscal colombiano, Luis Eduardo Montealegre, aseguró que el ataque de las FARC al ejército es un crimen de guerra.

Por lo tanto, las próximas semanas serán complicadas para las negociaciones de paz. Consciente de lo que está en juego, el presidente Santos estimó que era necesario acelerar las conversaciones para poner fin al conflicto. Asímismo, la dirección de las FARC reitera que es necesario acabar con  la guerra.

Entrevistado: David Correal, investigador del Centro de Recursos para el Análisis de Conflictos, CERAC, Colombia.

 

 

 

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.