Saltar al contenido principal
Enfoque Internacional

WikiLeaks revela espionaje económico de EE.UU. a Francia

Audio 05:03
REUTERS/Mal Langsdon/Files

Este martes, la red de divulgación de datos secretos de interés público WikiLeaks, liderada por Julian Assange, reveló que al menos dos ex ministros franceses de Economía fueron espiados por la agencia de inteligencia de Estados Unidos. Es más, según WikiLeaks y la prensa francesa, al menos a partir de 2002 la NSA habría espiado masivamente a las principales empresas francesas. 

Anuncios

En la mira de los servicios de inteligencia estadounidenses: todas las informaciones pertinentes sobre las prácticas comerciales francesas, las relaciones de París con las instituciones financieras internacionales, su posición sobre asuntos del G8... Pero sobre todo informaciones sobre grandes contratos extranjeros, según escribe el diario francés Libération. Estos datos están destinados a instituciones públicas estadounidenses, nos explicó Juan Branco, asesor jurídico y portavoz de WikiLeaks Francia.

Este episodio pone en evidencia que muchas empresas francesas no protegen bastante sus comunicaciones, en particular telefónicas. Asi lo piensa Alain Denis, presidente de Alliance Telecom, una empresa que propone soluciones de protección de las comunicaciones. “Pocas empresas o jefes de empresas han sido sensibilizados a la seguridad de las comunicaciones telefónicas y esto tiene consecuencias económicas pero también en materia de discreción. (…) Hoy en día todas las comunicaciones en los celulares, ya sean de particulares, directores de empresa o ministros, pasan por los mismos repetidores de los operadores es decir por una red pública. Entonces con tecnologías sofisticadas, se pueden escuchar estas conversaciones”, explicó a RFI.

Otros países como Israel, Rusia o China son conocidos por sus extensas prácticas de espionaje económico. Francia por su parte agregó en su nueva ley de inteligencia nuevos motivos para que sus agentes actúen: la "promoción de los intereses económicos e industriales". Pero según Juan Branco, ningún país espía tanto como Estados Unidos.

Washington por su parte argumenta que sus capacidades de espionaje no son utilizadas para robar secretos industriales sino para garantizar la seguridad de Estados Unidos.

Entrevistados: Juan Branco, asesor jurídico y portavoz de WikiLeaks Francia, y Alain Denis, presidente de Alliance Telecom.
 

selfpromo.newsletter.titleselfpromo.newsletter.text

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.