Saltar al contenido principal
Enfoque Internacional

Wikileaks ofrecerá recompensa por información sobre ATCI

Audio 04:26

La ONG Wikileaks, que lucha para la transparencia y la democratización de las comunicaciones, lanzó a través de un video una colecta de 100.000 euros para recompensar cualquier filtración de información sobre el acuerdo de libre comercio que Estados Unidos y la Unión Europea están negociando con cierto secretismo desde 2013.

Anuncios

La entidad sin fines de lucro WikiLeaks ofrecerá una recompensa de 100.000 euros por información sobre lo que consideran “uno de los secretos más buscados de Europa, la Asociación Transatlántica de Comercio e Inversión (ATCI)”. El anuncio se hizo a través de un video publicado en Youtube, en el que su fundador Julian Assange, asilado en la embajada de Ecuador en Londres desde hace tres años, califica al tratado como “lo más importante que está pasando en Europa justo ahora”.

Activen los subtítulos en español para ver el video de Wikileaks:

En efecto, según cuenta Juan Branco, asesor jurídico de Wikileaks, las condiciones para acceder a este texto que “va a tener un impacto extremadamente importante sobre la vida de millones de personas y sus trabajos” son increíblemente difíciles y no permiten hacerse una idea de qué decisiones se van a tomar sobre el comercio internacional y en particular el comercio entre Estados Unidos y la Unión Europea.

Es precisamente para poner fin a este culto del secreto que Wikileaks propone una fuerte recompensa a cambio de documentos secretos: “El objetivo es doble: primero, permitir a la organización proteger a los individuos que aceptarían transmitir estos documentos o filtrar informaciones relativas al tratado, y segundo, recompensar a estas personas, asegurándoles una transición hacia una nueva vida”, explica Juan Branco.

La Unión Europea y Estados Unidos prometen la creación de riquezas y de empleos gracias al acuerdo, pero los opositores temen una desregulación peligrosa en materia de normas sanitarias y alimentarias. Lora Verheecke, miembro de Corporate Europe Observatory, ONG de monitoreo de los lobbies empresariales en Bruselas, considera que hay muchos puntos polémicos, como los tribunales de arbitraje privados: “Muchas veces en esos tribunales, lo que se pone en juicio son normas sociales y medioambientales que no les gustan a las grandes empresas multinacionales”.

Si bien la discreción es la regla en materia de negociación sobre comercio, en este caso es más chocante porque “estamos hablando de un tratado de libre comercio que va a afectar en lo que comemos, lo que vamos a respirar y el agua que vamos a beber, entonces estamos mucho más allá que solamente el tema del comercio”, estima Lora Verheecke.

De completarse, la Asociación Transatlántica de Comercio e Inversión sería el acuerdo comercial más importante del mundo, con un mercado colosal de 850 millones de consumidores.

Entrevistados: Juan Branco, asesor jurídico de Wikileaks, y Lora Verheecke, miembro de Corporate Europe Observatory.
 

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.