Saltar al contenido principal
Noticias de América

Histórico día en Cuba con la reapertura de la Embajada de EE.UU.

Audio 6:48
Un hombre despliega un afiche de bienvenida frente a la Embajada de Estados Unidos en La Habana.
Un hombre despliega un afiche de bienvenida frente a la Embajada de Estados Unidos en La Habana. REUTERS

Este viernes, el secretario de Estado norteamericano, John Kerry, se encuentra en Cuba para participar en la ceremonia oficial de reapertura de la Embajada de Estados Unidos en La Habana. Una ceremonia que cierra el ciclo abierto en diciembre de 2014, cuando los presidentes Raúl Castro y Barack Obama anunciaron su voluntad de restablecer las relaciones diplomáticas entre ambos países y reabrir las embajadas.

ANUNCIOS

Como contraparte del acto oficial que se efectuó el pasado 20 de julio en la misión cubana en Washington, se izará este viernes la bandera estadounidense frente al Malecón habanero en una ceremonia altamente simbólica que contará con la presencia de John Kerry, el primer secretario de Estado estadounidense en pisar el suelo cubano en 70 años.

Rafael Hernández, analista político y director de la revista Temas entrevistado por Véronique Gaymard, considera que “esto es un acontecimiento nacional, algo que estaba pendiente desde hace más de medio siglo y que se restableció de una manera justa; yo no sé qué es una relación normal entre Cuba y Estados Unidos, y no sé si la vamos a tener alguna vez, pero en cualquier caso, a partir de ahora, Estados Unidos y Cuba han elegido la cooperación y el diálogo”.

Después de la fiesta viene la hora de la verdad, o sea el pleno levantamiento del embargo que asfixia la economía cubana desde 1962, y la plena apertura de Cuba. Tomás Bilbao, director ejecutivo del Cuba Study Group, piensa que se comenzará de manera modesta con una cooperación en otros temas más prácticos e inmediatos, aunque ambos gobiernos ya han declarado que el embargo es una política fallida. Además, explica, “hay apoyo bipartidista para el levantamiento del embargo pero la realidad política en Estados Unidos en este momento es que es difícil pasar cualquier ley por el Congreso dado el nivel de partidismo que existe”.

Mientras llegan las negociaciones sobre el bloqueo y las discusiones sobre las indemnizaciones pendientes por los perjuicios causados por el embargo económico, que ha exigido Fidel Castro, un viento de cambios ya sopla en la isla: “Más de medio millón de norteamericanos van a visitar Cuba este año al ritmo en el que vamos. Cuba se ha puesto de moda en Estados Unidos, y el gobierno de Estados Unidos está vendiendo una nueva relación con Cuba y eso implica una imagen diferente de la isla”, estima Rafael Hernández. Esa imagen restaurada se acompaña de un deseo manifiesto por parte de capitales extranjeros de invertir.

Tomás Bilbao piensa que la luna de miel entre Washington y La Habana no debe opacar las diferencias que persisten: “Ambos países siguen teniendo unas diferencias muy importantes. El hecho de decidir abandonar el enfrentamiento y establecer un diálogo no significa que los problemas sean resueltos, sólo que se ha creado la vía para resolver esas diferencias. Ahora empieza un proceso largo de normalización entre ambos países”.

Por su parte, Rafael Hernández recuerda que mucho antes de los ires y venires diplomáticos, un proceso interno ya había comenzado con una voluntad de reformas y “esa nueva relación con Estados Unidos es un factor favorable a que se desarrollen más rápidamente”.

El presidente Obama tendrá luego que decidir si Cuba debe seguir siendo catalogada como país "enemigo". La Ley de Comercio con el Enemigo, vigente en Estados Unidos desde 1917 y aplicada a Cuba tras la revolución de 1959, le otorga al presidente la facultad de imponer sanciones económicas en tiempo de guerra o en cualquier otra emergencia nacional. Prohíbe así el intercambio comercial con los países enemigos o sus aliados. Si Obama elimina esta sanción, desaparece por ejemplo el sustento legal de la prohibición a los estadounidenses para viajar a Cuba como turista. Lo que constituiría un paso más hacia el levantamiento del bloqueo.

Entrevistados: Rafael Hernández, analista político y director de la revista Temas entrevistado por Véronique Gaymard, y Tomás Bilbao, director ejecutivo del Cuba Study Group.
 

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.