Saltar al contenido principal
Noticias de América

Conflictos sociales se extienden a las cárceles en Bolivia

Audio 04:34

Siguen acumulándose los conflictos sociales para el gobierno de Evo Morales. En la cárcel de Palmasola, una de las más peligrosas de América Latina, una parte de los reclusos llevaron a cabo una huelga de hambre para pedir mejores condiciones carcelarias.

Anuncios

Los conflictos sociales se multiplican en Bolivia. La fuerte baja de los precios de las materias primas, de las que depende la economía boliviana, puso en dificultades los fondos estatales para satisfacer las demandas sociales, en especial de los sectores más desfavorecidos.

Esta semana, varios hechos ocuparon las páginas de la prensa nacional. Diez personas resultaron heridas y un policía murió al ser arrojado a un precipicio por habitantes de una localidad a 200 kilómetros al noroeste de La Paz que ocupaban una mina de oro. Los locales reclamaban el incumplimiento de un pago económico compensatorio por explotar el yacimiento aurífero.

Por otra parte, 300 indígenas guaraníes cortaron la carretera que une la ciudad de Santa Cruz, capital económica de Bolivia, con el poblado de Yacuiba, fronterizo con Argentina, exigiendo a la estatal petrolera que les consulte la exploración hidrocarburífera en sus territorios. El bloqueo terminó con varios heridos y detenidos.

Leónidas Rodríguez, preso en Palmasola y portavoz de los internos:

Además, reos de la cárcel de Palmasola, una de las cárceles más superpobladas y temidas de toda América Latina, llevaron a cabo una huelga de hambre para pedir mejoras. Entre otras demandas, los presos de Palmasola pedían que se aumente su "prediario" o bono diario de alimentación a 25 bolivianos (3,6 dólares).

Al visitar esta prisión hace unas semanas, el papa Francisco exhortó a las autoridades a mejorar las condiciones carcelarias y los problemas de retardo judicial y hacinamiento. En efecto, según denuncias de instancias internacionales, más del 80% de los detenidos bolivianos no tiene condena judicial firme.

Carlos Romero, ministro de Gobierno:

Las denuncias de los presos de Palmasola no son exclusivas a esta cárcel. Según Aniceto Choque, presidente de la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara de Diputados, "30 de las 45 cárceles del país tienen hacinamiento".

Una grave situación que reconoce el ministro de Gobierno Carlos Romero, quien estima que la resolución de los problemas estructurales podría complicarse aún más con la caída de los precios de las materias primas.

Los internos en huelga acordaron en la noche del jueves suspender su huelga luego de aceptar un ajuste al presupuesto diario de alimentación y otros beneficios adicionales, según dijo el director nacional de Régimen Penitenciario, Jorge López.

Entrevistados: Leónidas Rodríguez, preso en Palmasola y portavoz de los internos, y Carlos Romero, ministro de Gobierno.

Con la colaboración del diario El Deber.

Para mantenerse informados pueden seguirnos en nuestra página Facebook y en Twitter.

Pueden hacernos llegar sus opiniones sobre la nota a través de nuestro formulario de contacto.

Para comunicarse con el periodista envíe un email a hugo.passarello [@] rfi.fr o sígalo en Twitter.

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.