Saltar al contenido principal
Brasil

El gigante sudamericano pierde el grado de inversión

La presidenta brasileña Dilma Rousseff, el 13 de agosto 2015 en Brasilia.
La presidenta brasileña Dilma Rousseff, el 13 de agosto 2015 en Brasilia. REUTERS/Ueslei Marcelino

Brasil perdió el grado de inversión. La agencia calificadora Standard & Poor's degradó la nota de la deuda soberana del país a la categoria especulativa, acompañada de una perspectiva negativa. 

Anuncios

La lluvia de malas noticias que acompañan el segundo mandato de la Presidenta Dilma Rousseff está lejos de terminar. El año 2015 pasará a la historia como uno de los peores que ha vivido el país desde el regreso de la democracia. La pérdida del grado de inversión anunciado por la agencia de notación este miércoles 9 tras el cierre de los mercados, representa un duro golpe para la presidenta cuyas dificultades  siguen acumulándose.

Standard & Poor's justifica su decisión luego que se conoció la propuesta de presupuesto para 2016 que comprende un déficit primario (antes del pago de los intereses d ela deuda) equivalente al 0,5% del PIB, esto es alrrededor de 30 500 millones de reales  (7 000 millones de euros), una cifra mínima dado el tamaño de esa economía, la séptima del mundo, pero que en el contexto actual de dificultades de Brasil aparece como un mal mayor.

La primera economía de latinoamérica atraviesa en efecto una etapa por demás difícil. El crecimiento económico fue negativo los dos primeros trimestres del año, es decir que el país está en recesión. El gobierno preve una contracción del Producto Interno Bruto del 1,5% al cierre del año. La calificadora estima una contracción mayor, 2,5% del PIB, y de 0,5% en 2016.

Standard & Poor's fue la primera agencia de notación en conceder el grado de inversión a Brasil hace 7 años, durante la segunda presidencia de Lula. Su retiro podría traducirse en en un menor flujo de capitales del extranjero pues muchos fondos de inversión tienen prohibido invertir en situaciones como la de Brasil.

La nota podría volver a bajar próximamente. El país sufre de alta inflación (9,56% en los últimos 12 meses) y eso pese al bajo dinamismo de la economía, creciente desempleo y un  déficit comercial en aumento no obstante que la moneda se ha depreciado mas de 30% en este año.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.