Saltar al contenido principal
Cuba / Estados Unidos

La ONU vota contra el embargo

Sala de la Asamblea General de la ONU, 2015.
Sala de la Asamblea General de la ONU, 2015. REUTERS/Mike Segar

La Asamblea General de las Naciones Unidas se apresta a votar este martes una resolución que condena el embargo contra Cuba.

Anuncios

Como todos los años, desde 1992, la ONU se pronuncia contra el embargo en un texto aprobado por una mayoría aplastante de los países miembros del organismo. Solo Estados Unidos y algunos de sus aliados votan sistemáticamente contra esta iniciativa.

Pese al restablecimiento hace 10 meses de relaciones diplomáticas entre Washington y La Habana, la Casa Blanca no podrá decretar su eliminación: solo el Congreso está habilitado para hacerlo.

Según el gobierno cubano, el embargo ha causado desde 1962 pérdidas gigantescas a la economía del país, cifradas por las autoridades de la isla en más de 100.000 millones de dólares. Incluso acusan a Estados Unidos de ser responsables del deterioro económico de Cuba.

En razón del embargo, La Habana se ve obligada a adquirir insumos de diferentes tipos y mercancías manufacturadas en otros mercados, mucho más distantes de la isla que los Estados Unidos. Esta situación encarece los productos, los fletes de transporte y los seguros. No obstante, Estados Unidos es el único proveedor cuando se trata de medicamentos y de bienes tecnológicos.

De allí, que el país se vea obligado a importar aproximadamente el 35 % de las medicinas, en especial para tratamientos contra el cáncer, el sida y las enfermedades crónicas como diabetes, entre otras. Un informe oficial, «Cuba versus bloqueo 2015» afirma que «en el sector de la salud pública, la afectación monetaria acumulada desde el inicio del bloqueo es de 2.541 millones de dólares». El régimen de La Habana siempre ha hablado de bloqueo, pese a que el embargo permite que Cuba comercie libremente con todos los países, excepto con Estados Unidos.

Son varios los pacientes que esperan la ruptura del embargo para que se les administren los medicamentos indispensables para tratar sus dolencias. Por ejemplo, los hospitales no poseen el tratamiento requerido por una mujer operada recientemente de cáncer de mama. La afectada por este drama, Marlene Díaz, declara que espera que las conversiones entre Washington y La Habana «se enfoquen más en la salud, que es lo que más se necesita ». Por su parte, la doctora a cargo de la paciente estima que «es muy difícil tratar una enfermedad con los brazos atados».

Elizabeth Navarro, cuya hija de siete años sufre de un cáncer cerebral, desea que el voto de la ONU no entorpezca las posibilidades de adquirir las medicinas requeridas para la recuperación de su niña. Las autoridades sanitarias cubanas deben recurrir a países intermediarios para adquirir el tratamiento, a base de una molécula producida exclusivamente por un laboratorio americano, la Temozolomida. Lo que no solo repercute en el aumento de precios sino también en los plazos de llegada del medicamento a su destino.
 

selfpromo.newsletter.titleselfpromo.newsletter.text

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.