Saltar al contenido principal
Vida en el Planeta

El infame Premio Fósil en la COP21

Audio 05:12
Logo del Premio Fósil para los malos alumnos del clima.
Logo del Premio Fósil para los malos alumnos del clima. Climate Action Network

Este sábado se cumple una semana de la adopción, en la COP21 de París, de un acuerdo histórico para combatir el recalentamiento de la Tierra. Para alcanzarlo hubo que pasar muchos momentos de tensión. Pero gracias a las ONG hubo pausas de mayor calma e incluso de humor.

Anuncios

No se puede decir que Le Bourget haya sido el marco más bucólico que podía ofrecer la región parisina, ni que el decorado escogido para la COP21 era el más propicio para acoger el canto de los pájaros. Afortunadamente numerosos militantes de diversas organizaciones no gubernamentales ocupaban el terreno, cuando podían, para animar y descongelar el ambiente.

A las 7 y media de la mañana, por ejemplo, jóvenes de la asociación Árboles para el Planeta recibían a los participantes en el mal llamado Corredor de los Campos Elíseos, con chocolates provenientes del comercio justo. Muy ricos y fabricados en Suiza… s’il vous plaît!

En las tardes, los militantes de la ONG Red de Acción Climática Internacional organizaban, con mucho humor, un ruidoso espectáculo para entregar el Premio Fósil.

“Este premio es un reconocimiento, si se puede llamar así, que ha establecido la Red de Acción Climática Internacional, a los países que están haciendo su mejor esfuerzo para tener el peor papel en hacer proposiciones para que las negociaciones avancen”, explica entre risas Tania Guillen, oficial de Cambio Climático en el Centro Humboldt de Nicaragua que forma parte de la Red Climática.

Durante la primera semana, Venezuela y Arabia Saudita recibieron un Trofeo Fósil para los amantes del petróleo. Pero el objetivo de la Red de Acción Climática Internacional no es dar un castigo sino estimular a los países para que cambien sus políticas. Al parecer, en el caso de Venezuela surtió efecto puesto que al final, ese país adoptó el texto del acuerdo.

La Red ofrece también el Rayo, un premio que se otorga excepcionalmente a aquellos países o grupos de países que dan señales claras de realizar esfuerzos a favor del clima.

La próxima COP, que llevará el número 22, tendrá lugar el próximo mes de noviembre en Marruecos. Si la despampanante ministra marroquí de Medio Ambiente, Hakima Haiti, quien será la presidenta de esa COP, quiere recibir un Rayo de la Red de Acción Climática Internacional, tendrá que ponerse desde ahora las pilas, recargables y renovables.

Entrevistados
: Tania Guillén, oficial de Cambio Climático en el Centro Humboldt de Nicaragua que forma parte de la Red Climática, y Florent Marcelesso, portavoz ante el Parlamento Europeo del partido verde español, Equo.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.