Saltar al contenido principal
América central / Migrantes

Centroamérica solicita a Estados Unidos mejor tratamiento para los migrantes deportados

Migrantes hondureños deportados frente al Centro de Atención al Migrante Retornado, aeropuerto de San Pedro Sula, Honduras, septiembre de 2014.
Migrantes hondureños deportados frente al Centro de Atención al Migrante Retornado, aeropuerto de San Pedro Sula, Honduras, septiembre de 2014. ©Human Rights Watch

Honduras, Guatemala y El Salvador exigen un "trato digno" para las personas originarias de estos tres países deportadas por Estados Unidos, tras el endurecimiento de la política de inmigración estadounidense.

Anuncios

Los gobiernos de los estados mencionados, conocidos como integrantes del triángulo norte centroamericano, hicieron una declaración conjunta, publicada por la cancillería de Honduras, en la que señalan que “el personal consular tiene la misión de velar por que los derechos humanos de los connacionales sean respetados en todo momento, garantizando el debido proceso, así como un trato digno y humano”.

Si bien el diario “Washington Post” informa que a partir de enero aumentarán las redadas de centroamericanos con el objetivo de deportarlos, los tres países en cuestión afirman que ya este proceso comenzó: indican que la política norteamericana en este terreno se aplica “de manera particular para las unidades familiares, niños y adolescentes que hayan ingresado irregularmente a territorio estadounidense desde el año 2014 y que cuenten con una orden final de deportación, emitida por un juez".

A partir de julio de 2014, las autoridades estadounidenses se han enfrentado a la llegada a su territorio de más de 60.000 menores no acompañados, procedentes de Centroamérica. Estos jóvenes van en busca de sus padres residenciados en Estados Unidos o simplemente huyen de la violencia de las maras y otras pandillas vinculadas al crimen organizado.

Pero el proceso de expulsión de Estados Unidos de estos menores es mucho más complicado que el de los adultos. Las leyes obligan al examen de cada caso antes del envío de los refugiados a sus respectivos países.

Las autoridades de los estados firmantes del comunicado reconocieron que aunque respetan “leyes internas de cada país, abogan por la implementación de la reforma migratoria integral en los Estados Unidos".

Para los representantes de estos gobiernos, esta reforma migratoria “contribuiría a la solución estructural de esta problemática". Destacan que “la migración debe ser
abordada de manera integral, corresponsable y humana”.

Por último, la declaración conjunta reafirma una voluntad de “continuar promoviendo
iniciativas que desincentiven los flujos migratorios irregulares, generando arraigo de los compatriotas en sus respectivas comunidades de origen".

Por otra parte, el Parlamento Centroamericano expresó su inquietud por el encarcelamiento masivo de migrantes en territorio de Estados Unidos, solicitando a Washington que cesen tales detenciones. El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, solicitó directamente a la Casa Blanca “respeto y consideración” a los migrantes hondureños.

Con AFP

 

 

Boletines de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.