Saltar al contenido principal
Noticias de América

La caída del Chapo

Audio 04:34
Joaquin 'El Chapo' Guzmán al momento de ser detenido por las fuerzas de seguridad mexicanas.
Joaquin 'El Chapo' Guzmán al momento de ser detenido por las fuerzas de seguridad mexicanas. REUTERS

Tras más de seis meses como fugitivo las autoridades mexicanas lograron recapturar al capo del narcotráfico Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán. Y su captura, al igual que su fuga de la cárcel del Altiplano, ha sido tan espectacular como cinematográfica.

Anuncios

El gobierno de Enrique Peña Nieto se lo había fijado como su principal objetivo. La recaptura del conocido narcotraficante Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán implicaba no sólo un golpe al crimen organizado, sino que también la manera de resarcir la vergüenza que ocasionó su inexplicable fuga de un penal de alta seguridad mexicano, donde se presumía el capo estaría en la sombra por largo tiempo.

De ahí que el mandatario no tardara en anunciar la buena nueva a través de las redes sociales. ‘Misión cumplida: lo tenemos’ escribió Peña Nieto, para luego confirmar la noticia en una conferencia de prensa. El Chapo fue capturado en la ciudad de Los Mochis, Sinaloa, en un operativo comandado por la marina mexicana.

‘El 2016 no podía empezar de la mejor manera para la seguridad y la confianza en las instituciones que con la recaptura del Chapo Guzmán’, reacciona Antonio Mazzitelli, representante en México de la Oficina de Naciones Unidas contra la droga y el delito. A eso agrega: ‘Así como su fuga fue algo muy negativo, la recaptura es un punto más en la construcción de una credibilidad que desafortunadamente la fuga del Chapo había puesto en entredicho. Con esto el gobierno demuestra que está muy comprometido en lograr los objetivos de seguridad que se había fijado, como en perseguir a todos los criminales, empezando por el más buscado’.

Una captura de la que, con el correr de los días, se han conocido más detalles, como el de la entrevista que el narcotraficante concedió al actor estadounidense Sean Penn cuando aún estaba prófugo. Entrevista y contacto que, al parecer, habría determinado finalmente su captura. Guzmán parece haber claudicado ante la fama de Hollywood y la belleza de una actriz mexicana – Kate del Castillo, que sirvió de intérprete y mediadora- dejando huellas de su escondite.

Pero lejos de acabarse con la captura del Chapo, las críticas al gobierno de Peña Nieto y su política contra el crimen organizado continúan. Para el analista Edgardo Buscaglia, experto en combate y prevención del delito organizado en México, la detención de Guzmán no acaba con sus redes de poder. Por el contrario: ‘la recaptura es bienvenida, pero en la medida que no venga acompañada de detenciones cientos de políticos y empresarios, su recaptura sigue siendo inconsecuente y forma parte de un pacto de impunidad como el que hoy prevalece en México. En la medida en que no se desarticulen las cientos de empresas ligadas al cártel de Sinaloa y que su detención no venga acompañada de una extradición esta detención seguirá siendo el hazme reír de muchos sistemas judiciales’, afirma Buscaglia.

Precisamente l a Fiscalía mexicana anunció que el proceso de extradición del Chapo a los Estados Unidos ya se ha iniciado. Un proceso que podría durar meses y a la que los abogados del líder del cártel del Sinaloa han recurrido incluso antes de la recaptura del conocido narcotraficante.

Entrevistados: Antonio Mazzitelli, representante en México de la Oficina de Naciones Unidas contra la droga y el delito y Edgardo Buscaglia, experto en combate y prevención del delito organizado, presidente del Instituto Acción Ciudadana en México.

 

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.