Saltar al contenido principal
Noticias de América

El Salvador, ¿fin de la impunidad por el asesinato de jesuitas en 1989?

Audio 04:40
Familiares de ex militares arrestados en una conferencia de prensa en San Salvador, 8 de febrero de 2016.
Familiares de ex militares arrestados en una conferencia de prensa en San Salvador, 8 de febrero de 2016. REUTERS/Jose Cabezas

El juez español Eloy Velasco ve cada vez más cerca la posibilidad de interrogar al ex coronel salvadoreño Inocente Orlando Montano, después de que una jueza de Estados Unidos determinase que el ex alto cargo y otros 17 militares pudiesen ser extraditados a España para responder a la imputación por supuesta participación en la planificación de la masacre de seis sacerdotes jesuitas ocurrida en 1989.

Anuncios

Manuel Ollé, director del equipo jurídico de la Asociación Pro Derechos Humanos de España y personado en la causa, da su punto de vista sobre el giro que han tomado las cosas: "Es un síntoma de que la lucha contra la impunidad y contra -en este caso, presuntos - los más graves criminales que pueden cometer las aberraciones que cometieron en El Salvador y, en el caso concreto de los jesuitas, que no se les va a garantizar más la impunidad. Y, además, en este caso, tiene un factor añadido importante que es Estados Unidos, quien también se ha apuntado al carro de la cooperación judicial internacional para evitar que estos crímenes queden impunes..."

Entre tanto en El Salvador, el presidente del país Salvador Sánchez Cerén pidió a los militares prófugos que se entreguen a la justicia. Los familiares de estos militares respondieron pidiendo a la Corte Suprema de Justicia que se retire esta extradición que consideran arbitraria , alegando que la policía ha cometido actos ilegales al capturar y perseguir a los militares.

El abogado de los militares, Lizandro Quintanilla, quien acompañó a los familiares en una conferencia de prensa, aseguró que los militares aún no capturados "no se van a entregar porque ya lo hicieron y, además, la extradición no es procedente".

Los familiares de los oficiales detenidos se quejan de atropellos del gobierno y su abogado, Lizandro Quintanilla, tilda de ilegal el procedimiento de las autoridades: " Si las órdenes de captura tienen por finalidad la extradición de los militares, esas órdenes de captura son totalmente ilegítimas y la policía nacional civil debió abstenerse de ejecutarlas por respetar el principio de que no se puede juzgar dos veces a una persona en este país, por respetar el principio de seguridad jurídica,  porque la Corte Suprema de Justicia denegó anteriormente la extradición a España de estos militares..."

Manuel Ollé se pronuncia al respecto: "Recordemos que una extradición jamás causa  el estado de cosa juzgada". Señala asimismo que el juicio celebrado en El Salvador "adoleció de las debidas garantías", no vacilando en calificarlo de "pantomima".

Entrevistados: Manuel Ollé, abogado, Asociación Pro Derechos Humanos de España; Lizandro Quintanilla, abogado de los militares procesados.

Agentes policiales durante el allanamiento de la casa del exoficial militar Carlos Mauricio Guzmán Aguilar, San Salvador, 5 de febrero de 2016.
Agentes policiales durante el allanamiento de la casa del exoficial militar Carlos Mauricio Guzmán Aguilar, San Salvador, 5 de febrero de 2016. REUTERS/Jose Cabezas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.