Saltar al contenido principal

Eurovisión se asegura récord con Estados Unidos y Justin Timberlake

Jamala, tátara de Crimea, cantando '1944'.
Jamala, tátara de Crimea, cantando '1944'. DR

El concurso Eurovisión de este 14 de mayo se convertirá en la edición más vista de la historia porque será retransmitido por primera vez en directo en Estados Unidos. También se podrá ver por YouTube. Los ciudadanos europeos seguirán siendo los únicos en poder votar para escoger al mejor cantante.

ANUNCIOS

Además de ser retransmitido en Estados Unidos, lo que permitirá batir el récord de 197 millones de telespectadores del año pasado, una estrella de ese país, Justin Timberlake, interpretará en primicia su nuevo single “Can't Stop the Feeling”.

“El concurso de Eurovisión de la canción es ahora un verdadero fenómeno mundial”, se felicita el productor Jon Ola Sand.

Este año Rusia es la gran favorita en la final de Eurovisión de este sábado por la noche en Estocolmo. Entre los 26 finalistas, 25 europeos y una australiana, las apuestas se fijan en una estrella venida del frío: el ruso Serguei Lazarev, famoso no sólo en su país sino también en muchos otros del este, gracias a su carrera de cantante, actor y presentador de televisión.

El artista, de 33 años, que ha criticado a menudo el ambiente homófobo en Rusia, cumple todos los requisitos para proclamarse ganador: una canción llena de energía ("You Are the Only One"), un número coreográfico impresionante a nivel visual y un buen nivel de inglés.

Sus grandes rivales serán Australia, Francia y Ucrania, que presenta un tema repleto de connotaciones políticas. El país estará representada por Jamala, tártara de Crimea de 32 años, que con su canción "1944" trata la deportación ordenada por Stalin de su pueblo, entre ellos su bisabuela. Cantará en inglés y en su lengua tártara, "porque está en mi sangre", explica.

Los seguidores de otros programas musicales de telerrealidad se sorprenderán al ver los cambios en la votación de esta nueva edición del festival, con un final lleno de suspense hasta el último momento.

Según los organizadores, el antiguo método para votar, donde cada país otorgaba sus puntos y el ganador se conocía incluso antes de que se pronunciaran los últimos miembros, “no era bueno para la televisión”.

Esta vez, los miembros del jurado profesional darán en primer lugar su veredicto para dar una tendencia del resultado.

Pero los verdaderos jueces serán los ciudadanos europeos, instalados delante de sus pantallas, ya sea el televisor o el ordenador. Porque este año la final será retransmitida también en Youtube, dándole una parte de los beneficios a Google, hasta ahora reservados a las cadenas de televisión públicas europeas.

Al final de la retransmisión, poco antes de las 22H30 GMT, el voto de los telespectadores decidirá quién se proclama ganador de esta edición.

 

La página no ha sido encontrada

La página ya no existe o no existía en absoluto. Verifique la dirección o use los enlaces a continuación para acceder al contenido solicitado.