Saltar al contenido principal
MÉXICO

Oaxaca: autoridades investigan a la policía tras una protesta mortal

Fotos del presidente Enrique Peña Nieto y de representantes del partido presidencial quemadas por miembros del sindicato de maestros CNTE, en Oaxaca.
Fotos del presidente Enrique Peña Nieto y de representantes del partido presidencial quemadas por miembros del sindicato de maestros CNTE, en Oaxaca. REUTERS/Jorge Luis Plata

Las autoridades mexicanas han iniciado una investigación para determinar si la policía que participó en el control de las manifestaciones de maestros del domingo en el Estado de Oaxaca es responsable de las 10 muertes que se reportan hasta ahora. Los hechos han caldeado aún más los ánimos en una región que no duda en protestar. 

Anuncios

Los hechos sucedieron en la mañana del domingo. Unos 800 policías federales y estatales desalojaron en el municipio de Asunción de Nochixtlán a maestros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) y simpatizantes que bloqueaban carreteras.

La CNTE, ala radical del sindicato de maestros, rechaza una reforma educativa de 2013 que estipula que las plazas de maestros serán asignadas por el gobierno y no por el sindicato, como ocurría, e impone evaluaciones a docentes. Los maestros sindicalizados aseguran que conduce a privatizar la enseñanza.

El gobierno afirma que sus fuerzas de seguridad acudieron a ese operativo desarmados. Pero después recurrieron a sus armas ante el acecho posterior de unas 2.000 personas "radicales", algunas armadas.

"Ninguno de los muertos era maestro'"

Periodistas gráficos locales aseguran haber captado a civiles y policías disparando una hora antes de los enfrentamientos. El fiscal de Oaxaca dijo el lunes que ninguno de los  muertos de Nochixtlán, de entre 19 y 33 años, "era maestro".

"Se habrá de hacer una investigación que determine si la población civil tenía armas (...) si fue adecuado o no el uso de armas de parte de las policías estatal y federal, quién lo hizo, quién lo ordenó", declaró el secretario de Gobernación.

"La fiscalía de Oaxaca está construyendo todas y cada una de las líneas de investigación y no se va"a descartar nada", dijo el titular de esa institución, Joaquín Carrillo tras elevar el número de muertos de 8 a 10. Dos entidades distintas han comenzado a investigar.

Una de las víctimas era un periodista gráfico que tomó imágenes de saqueos.
Las autoridades investigan una posible "venganza" contra el reportero por haber exhibido las imágenes del saqueo en las redes.

El presidente Enrique Peña Nieto lamenta por su parte "la pérdida de vidas humanas".


Una marcha para denunciar "la masacre"

En reacción a los hechos del domingo que calificaron como una "masacre", miles de maestros y simpatizantes protestaron este lunes en la ciudad de Oaxaca, homónima del estado, uno de los más empobrecidos del país.

La marcha de la CNTE tuvo como fin también exigir "castigo a los culpables" y la aparición con vida de 22 personas que reporta como desaparecidas.

La manifestación llegó al Zócalo en medio de llamados de no caer en la violencia, aunque una docena de encapuchados, que avanzaba al margen de la movilización, lanzaron piedras y petardos contra policías frente al Instituto Estatal de Educación Pública. Estos respondieron con una bomba lacrimógena.

"Ahora sí la mecha está encendida, los maestros argumentan que no hubo diálogo con el gobierno y ahora cuando se manifiestan los reprimen. No sé en que va a terminar esto", declaró a RFI Pedro Valle, alcalde electo del municipio Asunción Nochitxlan donde sucedieron los hechos.

La CNTE en Oaxaca responsabilizó de los actos de violencia a "infiltrados" vestidos de civil, acusó a los policías de "disparar sin piedad".

 

 

 

Boletines de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.