Saltar al contenido principal
Siria/Estados Unidos/Rusia

El régimen sirio aprueba plan de tregua ruso estadounidense

Civiles inspeccionan los restos de un mercado bombardeado, en la ciudad de Idlib, controlada por los rebeldes. 10 de septiembre de 2016.
Civiles inspeccionan los restos de un mercado bombardeado, en la ciudad de Idlib, controlada por los rebeldes. 10 de septiembre de 2016. ®REUTERS/Ammar Abdullah

La agencia noticiosa oficial siria anuncio este sábado que aprueba el plan para poner en marcha una tregua en Siria. Una iniciativa anunciada en la noche del viernes por los jefes de la diplomacia estadounidense John Kerry y ruso Segueî Lavrova, luego de una maratónica jornada de negociaciones.

Anuncios

El gobierno de Siria aprobó el acuerdo de tregua alcanzado por Rusia y Estados Unidos que debe entrar en vigor el lunes entre el régimen y los rebeldes, informó la agencia oficial Sana, citando "fuentes informadas".

"El gobierno sirio aprobó el acuerdo rusoestadounidense [...], uno de los objetivos del cual es encontrar una solución política para la crisis de Siria", indicó la agencia, precisando que "habrá un cese de las hostilidades en la ciudad de Alepo por razones humanitarias".

La tregua acordada por Estados Unidos y Rusia debe comenzar, en principio, en la noche del domingo al lunes si se logra una cooperación militar que incluya ataques aéreos contra los terroristas del autoproclamado Estado Islámico. La misma co coincidirá con el inicio de la Aîd el-Adha, la principal fiesta musulmana.

"Hoy Estados Unidos y Rusia están anunciando un plan por el cual, esperamos, se podrá reducir la violencia, los sufrimientos (de la población) y reanudar el camino hacia una paz negociada y una transición política", dijo el secretario de Estado John Kerry la madrugada del sábado en Ginebra.

Estos acuerdos "nos permiten establecer una coordinación eficaz en la lucha contra el terrorismo, proporcionar el acceso humanitario que los pobladores necesitan e instaurar un alto el fuego", agregó por su lado el canciller ruso Sergei Lavrov.

Prudencia en las filas opositoras

La oposición siria acogió este sábado con prudencia el plan de alto el fuego acordado por Rusia y Estados Unidos que podría desembocar en la primera campaña militar conjunta de las dos potencias contra los yihadistas.

Sin embargo, un responsable del Alto Comité de Negociaciones (ACN) dijo que el grupo de opositores se congratulaba por el acuerdo. "Saludamos este acuerdo, si llega a aplicarse", dijo Bassma Kodmani. "Estamos expectantes por si Rusia convence al régimen, algo necesario para poner en marcha el acuerdo", agregó.

El cierre del plan se produjo tras una maratoniana reunión de más 12 horas en Ginebra en un nuevo intento de frenar un conflicto que ha dejado más de 290.000 muertos y millones de desplazados hacia Líbano, Turquía y la Unión Europea.

Decisión crucial para los rebeldes

Tanto Kerry como Lavrov dijeron que el complejo plan es la mejor oportunidad para acabar con la guerra entre el régimen y los rebeldes y seguir atacando a los yihadistas del antiguo Frente Al Nusra, antes afiliado a Al Qaida, y del grupo Estado Islámico.

El secretario de Estado norteamericano señaló que los dos países esperaban que este acuerdo permitiera "reducir la violencia, los sufrimientos (de la población) y reanudar el camino hacia una paz negociada y una transición política".

Por su parte, Lavrov declaró que el gobierno sirio estaba "preparado para cumplir" el acuerdo, pero que Moscú no podía "garantizar al 100%" que todas las partes cumplieran con el alto el fuego.

La espinosa cuestión de la salida de Asad sigue estando en el aire. Mientras que las potencias occidentales abogan porque el presidente sirio deje el cargo, Rusia le apoya.

Un punto clave del acuerdo es la entrega de ayuda humanitaria a los civiles que viven en las áreas controladas por los rebeldes en Alepo, segunda ciudad de Siria, asediada por el gobierno.

Rusia también tendrá que convencer a la fuerza aérea siria de que deje de bombardear las zonas controladas por los rebeldes, mientras que Washington tendrá que conseguir que los grupos de la oposición se desvinculen del antiguo frente Al Nusra, ahora llamado Frente Fateh Al Sham, que se ha aliado con los rebeldes en diferentes puntos del conflicto.

Kodmani dijo que los rebeldes romperían lazos con los yihadistas si la tregua se mantiene. "Los grupos moderados se reorganizarán y se distanciarán de los grupos radicales. Cumpliremos con nuestra parte", afirmó.

Sin embargo, Charles Lister, del Middle East Institute, dijo que los grupos rebeldes principales ven con desconfianza los diálogos entre Rusia y Estados Unidos y parecen reacios a separarse de los poderosos yihadistas si el alto el fuego se vulnera.

Los rebeldes enfrentan ahora "la mayor y más crucial decisión desde que decidieran tomar las armas contra el régimen de Al Asad en 2011", dijo el experto.

Desde Naciones Unidas, el enviado especial para Siria, Staffan de Mistura, declaró que el pacto aportaba una "ventana de oportunidad" y que empezaría a consultar a las partes con vistas a reactivar los diálogos de paz.

Con la AFP/burs-dc-ram/mjg/jvb/ra

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.