Saltar al contenido principal
Noticias de América

Charlotte, una ciudad convulsa

Audio 04:28
Policías frente a los manifestantes, en Charlotte, este 21 de septiembre de 2016.
Policías frente a los manifestantes, en Charlotte, este 21 de septiembre de 2016. REUTERS/Jason Micze

Semana de tensión en la ciudad de Charlotte en el estado de Carolina del Norte. Desde la muerte de un ciudadano negro a manos de la policía, las manifestaciones pacíficas degeneraron con violencias. A tal punto que se ha decretado el estado de emergencia y que se ha desplegado la guardia nacional para impedir que sigan los saqueos y los enfrentamientos.

Anuncios

Según el jefe de la policía Kerry Putney, la ciudad está ahora segura: “Ahora tenemos todos los recursos necesarios para proteger las infraestructuras, los comercios y nuestro personal. Ya hemos arrestado a 44 personas la noche pasada y ahora vamos a ser más reactivos para arrestar a las personas que tengan actitudes criminales”.

Estas declaraciones suenan como amenazas en una zona convulsa. Todo empezó cuando un negro de 43 años, Keith Lamont Scott, fue matado el martes por disparos de la policía. Según un video que circula y que captó la escena, contrariamente a la primera versión de la policía, no llevaba ninguna arma sino que tenía las manos en alto. Los familiares incluso afirman que sólo tenía un libro en su mano.

Las circunstancias de la muerte de Keith Lamont Scott llevaron a las manifestaciones y a los disturbios de esta semana, lo que dejó la ciudad de Charlotte bajo las luces del mundo entero.

Mientras tanto todo el país está en alerta por temor a que estas manifestaciones se multipliquen en otras ciudades, como en Dallas donde la policía se está preparando para eventuales manifestaciones.

Dallas en julio pasado fue escenario de una matanza de varios policías por franco tiradores, en una manifestación que denunciaba la violencia policial contra los afroamericanos.

En pleno debate nacional sobre las prácticas de la policía, este jueves una policía estadounidense, que mató a un negro desarmado en Tulsa, Oklahoma, fue acusada de homicidio involuntario.

Entrevistados: Sergio Rocha, empresario habitante de Charlotte, y Jaime Castro, portavoz de la Asociación de Policía de Dallas.
 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.