Saltar al contenido principal
Noticias de América

Ayotzinapa: dos años después, el misterio perdura mas no la 'verdad histórica' del gobierno

Audio 04:38
En Guerrero, estudiantes instalan un altar conmemorativo en memoria de los estudiantes desaparecidos de Ayotzinapa.
En Guerrero, estudiantes instalan un altar conmemorativo en memoria de los estudiantes desaparecidos de Ayotzinapa. REUTERS/Carlos Jasso

Hace 24 meses 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa desaparecían en el Estado de Guerrero en el sur de México. La conmoción que ha causado este caso en el país y más allá ha puesto al gobierno de Enrique Peña Nieto en una posición muy delicada. Los padres de los estudiantes, por su parte, luchan sin cesar para saber lo que realmente sucedió y para no aceptar "la verdad histórica" de las autoridades mexicanas. Un reportaje de Emilie Barraza, corresponsal de RFI en México.

Anuncios

Mucho ha sucedido en estos dos años en torno al caso de Ayotzinapa y aun así parece que no hay avances. Todavía se desconoce el paradero de esos 43 estudiantes de la escuela normal Isidro Burgos de Ayotzinapa que, según la versión del gobierno federal, fueron entregados por la policía municipal a los Guerreros Unidos. Este grupo de narcotraficantes los habrían matado e incinerado en un basurero de Cocula, que se localiza a algunos kilómetros del lugar de la desaparición.

Esta "verdad histórica" que defiende el gobierno a capa y espada ha sido varias veces desmantelada. La estocada mayor viene del grupo de los expertos independientes de la Comisión interamericana de Derechos Humanos. Con dos reportes contundentes han demostrado que policías ministeriales, federales y militares estaban presentes en la escena del crimen. Además afirman que los estudiantes no pudieron haber sido quemados en el basurero de Cocula. Otros trabajos científicos corroboran esta afirmación.

"Un verdadero montaje"

"Todo apunta a que fue un verdadero montaje. Las bolsas encontradas en el río San Juan son restos calcinados a un grado de calcinación que no se consiguen más que en un horno profesional. Todo apunta a que estos restos fueron sembrados", analiza la periodista de investigación Marta Durán, entrevistada por RFI.

Ante estas evidencias y a la inacción del gobierno los padres suspendieron el diálogo con el gobierno. Así comienza un nuevo año de zozobra tras la desaparición de los estudiantes. "Vivos se los llevaron, vivos los queremos", sigue siendo el lema de los padres y de todos lo que los apoyan.

"Dos años sin poder besar al hijo sin poder abrazarlo sin poder platicar con él, acabaron con familias completas. Siempre ha sido una burla, siempre que nos sentamos [con las autoridades] nos dicen que van a investigar y no hacen absolutamente nada. Llevamos dos años y no tenemos nada", cuenta a RFI Mario González, padre de César Manuel, 19 años el día de su desaparición en Iguala.

La fábrica de culpables

"Consideramos que esta verdad histórica corresponde a la presión que tenía el Estado en ese momento de fabricar culpables, agrega Eduardo Maganda, estudiante de Ayotzinapa, sobreviviente de la tragedia del 26 de septiembre 2014. Desde un principio sabíamos que esta verdad no iba a durar mucho es más bien la mentira histórica".

Tomás Zerón, extitular de la Investigación Criminal en cargo de la investigación sobre el caso Ayotzinapa es considerado como el artífice de la "verdad histórica". A pocos días de que se cumpliera este triste aniversario, Zerón renunció a su cargo. Enseguida fue nombrado por el gobierno Secretario técnico del Consejo de Seguridad Nacional. Concretamente, un ascenso que los padres deploran.

¿Por qué tanto esfuerzo para manipular la verdad?

Si las autoridades mexicanas se empeñan en esconder la verdad es porque, según los expertos de la CIDH, uno de los autobuses que los estudiantes tomaron esta noche podría haber contenido un cargamento importante de drogas. Este vehículo no apareció en la investigación oficial.

"No hay sembradío, cultivo o extracción de goma de opio, elaboración de heroína sin la complacencia de las autoridades. Hablo principalmente del ejército que sabe lo que pasa en Guerrero", argumenta José Reveles, periodista de investigación.

Esta línea de investigación pone al gobierno de Peña Nieto en una posición más que embarazosa ya que el sucesor de Felipe Calderón ha seguido los lineamientos de "la guerra contra el narco" cuya arma es el despliegue de militares.

"A veces pienso cuanto tiempo nos va a tener este gobierno así. Pero me pongo fuerte, hemos sufrido mucho, y este sufrimiento no habrá sido en vano", espera Bernardo Campos, papá de José Ángel quien también despareció en Iguala el 26 de septiembre del 2014.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.