Saltar al contenido principal
CHILE / DERECHOS DE LA MUJER

Una muñeca inflable pone en jaque a ministro chileno

El ministro de Economía chileno Luis Felipe Céspedes cuando recibió el regalo de la asociación de exportadores del país. Martes 13 de diciembre de 2016.
El ministro de Economía chileno Luis Felipe Céspedes cuando recibió el regalo de la asociación de exportadores del país. Martes 13 de diciembre de 2016. REUTERS/Jorge Cadenas Lorca

Se multiplican las condenas en Chile y en el exterior después de que la asociación de exportadores del país le obsequiara una muñeca inflable al ministro de Economía "para estimular la economía". La presidenta Bachelet ha condenado lo ocurrido. Varias ONG feministas reclaman la renuncia del ministro.

Anuncios

Vergonzoso, vomitivo, intolerable. Los adjetivos utilizados en las redes sociales para condenar el hecho de que el gremio de exportadores de Chile le hayan regalado una muñeca inflable al ministro de Economía ilustran la indignación que ha suscitado el obsequio, en el país sudamericano pero también en el exterior. Este jueves numerosos medios internacionales se hacían eco de esta broma de mal gusto. "Una muñeca inflable regalada a un ministro: Escándalo en Chile", reportaba en su portal internet el diario de izquierda francés Libération; "El regalo de una muñeca inflable se vuelve tormenta en Twitter y enfurece a la presidenta de Chile", titula por su parte el británico The Guardian.

La muñeca desnuda que la Asociación de Exportadores de Manufacturas y Servicios (Asexma) le entregó al ministro Luis Felipe Céspedes en la cena navideña llevaba la boca tapada por un cartelito en el que se podía leer: "para estimular la economía".

En la foto que se ha difundido como pólvora en las redes sociales, no solo aparece el ministro de Economía chileno sino también dos candidatos a las primarias de la coalición de centro izquierda que apoya a la mandataria, el senador y periodista Alejandro Guillier y el exsecretario general de la OEA, José Miguel Insulza, con sonrisa de oreja a oreja.

El ministro de Economía Luis Felipe Céspedes y, a su derecha, el exsecretario general de la OEA Jose Miguel Insulza y el senador Alejandro Guillier.
El ministro de Economía Luis Felipe Céspedes y, a su derecha, el exsecretario general de la OEA Jose Miguel Insulza y el senador Alejandro Guillier. REUTERS/Jorge Cadenas Lorca

"No se puede tolerar", escribe Bachelet

"Asexma obsequió al ministro una muñeca, porque a su juicio la economía es como las mujeres y hay que estimularlas", denunció el Movimiento por los Derechos Sexuales y Reproductivos (Miles) que tildó de "sexista y misógino" el "denigrante espectáculo con una muñeca inflable".

La presidenta chilena Michelle Bachelet, que antes de regresar al poder en 2014 para un segundo mandato fue la máxima responsable de la agencia ONU Mujeres, escribió en su cuenta de Twitter que "lo ocurrido en la cena de Asexma no se puede tolerar". "La lucha por el respeto a la mujer ha sido un principio esencial en mis dos gobiernos", aseguró la presidenta.

La imagen que todos sus protagonistas quieren olvidar

El ministro Céspedes, que recibió el regalo de los empresarios con amplia sonrisa, pidió por su parte disculpas. "Me pilló de sorpresa y mi reacción no fue la adecuada" dijo este miércoles a la prensa. El presidente de Asexma, Roberto Fantuzzi, también en su cuenta de Twitter hizo acto de contrición: "Tengo esposa, hijas y nietas, jamás la intención fue generar violencia contra la mujer".

"Lamentamos incidente en Asexma. Condenamos todo tipo de discriminación y violencia de género, incluso la simbólica", escribió en las redes el senador y candidato Alejandro Guillier a quien que los sondeos vaticinan en segunda posición en la primera vuelta de las presidenciales de 2017, delante de su gran rival, el exmandatario Ricardo Lagos. "Mi postura contra el machismo y la violencia de género es antigua y conocida. Lamento y rechazo lo ocurrido ayer en la junta de Asexma", comentó por su parte el abogado José Miguel Insulza.

#Ni Una Menos

Al igual que en otros países de Latinoamérica, Chile pretende sacudirse el machismo profundamente arraigado en la cultura popular. En los últimos meses se han registrado varias manifestaciones para protestar contra la violencia machista bajo el lema #NiUnaMenos. Según organizaciones feministas, medio centenar de mujeres han sido asesinadas y más de un centenar han sufrido ataques graves en lo que va del año. El más impactante fue el de Nabila Riffo, de 28 años, que perdió los ojos tras ser brutalmente agredida supuestamente por su expareja.

"Hay que ser drástico, de una vez por todas. Si no, la agresión simbólica seguirá dando pie para la agresión real, entonces, de tanto en tanto, tendremos que seguir retorciéndonos con femicidios y agresiones contra las mujeres", denunció en una columna en el diario chileno El Mostrador, el politólogo Aldo Torres Baeza.

"Es una situación grave”, porque lleva a “perpetuar la discriminación que existe hoy en día contra las mujeres” y porque “alimenta los estereotipos de género", dijo por su parte la representante de ONU Mujeres en Chile, María Inés Salamanca. "Ver este tipo de acciones como algo aceptable es normalizar la violencia contra las mujeres", precisó.

La presidenta Bachelet reúne este jueves a su gabinete. Varias organizaciones feministas reclaman la renuncia del ministro Céspedes.

Boletines de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.