Saltar al contenido principal
Noticias de América

Alza sin precedentes del precio de los combustibles en México

Audio 04:00
Pozo de petróleo de Pemex, en el Golfo de México.
Pozo de petróleo de Pemex, en el Golfo de México. AFP/Alfredo Estrella

Los mexicanos reciben este 2017 pagando más por sus carburantes, lo que genera un descontento social que el gobierno ha justificado como inevitable.

Anuncios

El inicio de año trae para los mexicanos un fuerte aumento en el precio de la gasolina, de hasta un 20 por ciento, que situará el precio de sus carburantes como uno de los más caros del mundo.

Con el año nuevo ha entrado en marcha un nuevo esquema de venta de gasolinas, producto de la reforma energética del país: ya no habrá un precio único fijado por el gobierno, ni estaciones de una sola empresa (Pemex), sino varias marcas y gasolineras que alentarán la competencia.

Políticos, empresarios y asociaciones de usuarios se han movilizado contra este aumento mientras el gobierno argumenta que se trata de algo inevitable tras el aumento del barril de petróleo y que era inviable mantener el régimen de precios subvencionados.

Economistas coinciden en que esto traerá un golpe al bolsillo mediante la inflación de los precios de productos y servicios que los mexicanos pagan, usen o no vehículo.

Actualmente, más del 40 por ciento de la gasolina son impuestos y el petróleo supone la tercera parte de los ingresos del país. Sin embargo, México es incapaz de refinar el crudo que extrae y tiene que importar, pagando en dólares, un 54 por ciento de la gasolina que consume.

Aunque habrá más competidores de manera minorista, Pemex seguirá siendo dueña y señora del resto del proceso: las únicas refinerías del país son de la paraestatal, así como los ductos, las pipas para transportar gasolina y la mayoría de las gasolineras de México.

Aunque la liberación de los precios –hasta ahora controlados por el gobierno- estaba planeada para hacerse en 2018, la Secretaría de Hacienda decidió adelantarse un año con el fin de atraer a las empresas privadas. Es decir, el mercado ha sido liberado para atraer competencia que supuestamente hará más competitivos los precios, aunque no se tiene certidumbre de que en realidad sucederá esto.

Entrevistados: Enrique Rojo, consultor de energía y profesor del Instituto Tecnológico de Monterrey, y Jorge Piñón, experto en energías de la Universidad de Austin en Texas.
 

selfpromo.newsletter.titleselfpromo.newsletter.text

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.