Saltar al contenido principal
Cuba/Estados Unidos

Fin de emigración ilegal cubana: entre consternación y esperanza

Los cubanos que eran interceptados en el mar eran devueltos a Cuba.
Los cubanos que eran interceptados en el mar eran devueltos a Cuba.

Ocho días antes de abandonar el poder, el presidente Obama cerró la polémica emigración ilegal cubana a Estados Unidos, una medida que Trump muy probablemente mantendrá tras llegar a la Casa Blanca. Si bien esta decisión es un duro golpe para numerosos cubanos, otros albergan esperanzas en la emigración legal.

Anuncios

El presidente Obama suprimió el jueves pasado mediante una orden presidencial la política de “pies secos/pies mojados”, la cual se remontaba a 1995 y que favorecía la emigración ilegal hacia Estados Unidos.

El gesto fue aplaudido por La Habana, que reclamaba su suspensión desde hace mucho tiempo.

Esa política permitía a los migrantes cubanos ilegales que llegaban a tierra firme estadounidense, incluso sin haber obtenido una visa, permanecer y beneficiarse de mecanismos agilizados para obtener residencia permanente. En cambio los que eran interceptados en el mar eran devueltos a Cuba.

“A muchos cubanos que tenemos familia afuera, la legislación (anterior) no nos permitía viajar porque para todo el mundo nosotros éramos posibles inmigrantes; (en cambio con la nueva legislación) podremos obtener visas, ya que ahora se sobreentiende que no es posible para nosotros quedarnos en otro país”, dijo un cubano en La Habana al corresponsal de RFI, Julio Batista.

Otros cubanos elogiaron la medida porque “incita a una emigración organizada y de acuerdo a lo establecido internacionalmente”, "evita que se ahoguen las personas, la violencia y que se roben las cosas para llevárselas” pero también impide “problemas en terceros países adonde llegan los cubanos que quieren pasar las fronteras (para llegar a Estados Unidos)”.

Los más pobres serán los más afectados

“Esto al que le hace daño es al que no tiene dinero, no tiene salario y entonces no puede traer a su familia", declaró en cambio a la AFP en Miami una cubana de 66 años, que trabaja como personal de limpieza en un café.

En esa ciudad, donde reside la mayor parte de la comunidad cubana en Estados Unidos, la noticia provocó alivio, pero también críticas y preocupación.

Obama “le está cuidando la vida a la gente, porque la gente se está tirando al mar", opinó Idania, otra cubana en Miami que no quiso dar su apellido. Una clienta que no quiere ser identificada replica: “¡Qué va, esa decisión ha matado a la gente, esto va a ser fatal!”.

El fotógrafo cubano Ernesto Rodríguez, de 45 años, también residente en Miami, expresó su preocupación por los miles de cubanos que transitan por América Latina hacia Estados Unidos y ahora están en un limbo.

“Lo que más me disgusta es qué pasa con todos los que emprendieron viaje hace uno dos meses y no habían llegado todavía aquí”, dijo Rodríguez, que cruzó ilegalmente hace siete años la frontera mexicana.

En La Habana, el supervisor González compartió su inquietud: “Esto cogió movido a mucha gente, gente que ha vendido hasta su alma al diablo para poderse ir y no han podido, lo siento por ellos".

Cubanos en Chiapas

En la mexicana ciudad de Tapachula, un cubano de 27 años, Carlos Darío Bravo, afirmó: “Nos enteramos viendo las noticias en el televisor (...) nosotros veníamos bien, llegando a donde queríamos llegar, pero ahora no sé qué va a pasar”.

Al enterarse también a través de llamadas de sus familiares radicados en Estados Unidos del fin de esa ley migratoria, los cubanos se reunieron en una plaza comercial del centro de Tapachula (Chiapas), una zona donde hay varios hoteles económicos y está a unos 60 kilómetros de la frontera con Guatemala.

“Estamos aquí preocupados tratando de ver qué solución se le puede dar a esto porque no es fácil”, comentó Leonardo Fabio, otro cubano de 28 años que ingresó por la frontera de Guatemala con México, que comparte a su vez una frontera con Estados Unidos de 3.200 km.

 

Boletines de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.