Saltar al contenido principal
Estados Unidos

La Coalición anti Estado Islámico (EI) se reúne en medio de divergencias

El Primer ministro iraquí, Aider al-Abadi y el presidente Donald Trump durante su encuentro en la Casa Blanca, 20 marzo 2017
El Primer ministro iraquí, Aider al-Abadi y el presidente Donald Trump durante su encuentro en la Casa Blanca, 20 marzo 2017 REUTERS/Kevin Lamarque

La cita en Washington de estemiércoles entre los 68 países de la Coalición internacional comprometidos en la lucha contra el grupo terrorista autodenominado Estado Islámico se anuncia complicada y de resultado inciertos.

Anuncios

Los países de la Coalición Internacional (CI) que combate al grupo terrorista Estado Islámico (EI) tienen cita este jueves en Washington para evaluar la situación e Siria e Irak, los dos países que son la razón de su existencia. Si bien el presidente Trump ha prometido "demoler" a los yihadistas e incrementar el gasto de defensa de 10% durante su mandato, su política en materia de refugiados y visas es criticada por muchos de sus aliados.

Creada en 2014, la Coalición que actúa en Siria e Irak, tiene como misiones estabilizar las zonas liberadas de yihadistas, combatir su propaganda y fuentes de financiamiento, detener los flujos de combatientes y destruir su capacidad militar. Pero en varios casos los intereses de los aliados son divergentes. En Mosul, Irak, la ofensiva iniciada en octubre pasado se ha anotado importantes avances, aunque la recuperación de la parte oeste de la ciudad se ha visto frenada por la fuerte resistencia de los yihadistas. El lunes pasado Trump recibió en la Casa Blanca al Primer ministro iraquí, Haider al-Abadi, con quien discutió sobre la estrategia a seguir contra el EI. Trump felicitó a su huesped por los avances logrados, sin aportar una respuesta pública a la demanda del iraquí para que la ayuda estadounidense se "acelere".

En Raqa, Siria, el Pentágono estima que el Estado Islámico perdió 65% de los territorios que ocupaba en 2014. Las pérdidas humanas y materiales del grupo yihadista han sido considerables, pero los desacuerdos entre Washington y Turquía complican el logro de la operación militar. Turquía se opone abiertamente a la participación de las milicias kurdas del YPG a las que considera "terroristas", a la vez que Washington no puede pasarse de ellas pues son la avanzada militar de las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), una coalición arabo-kurda cuya acción es vital para recuperar la ciudad calificada como capital de los yihadistas.

La nueva ronda de negociaciones sobre la guerra en Siria que mañana se desarrollará en Ginebra entre el gobierno y la oposición tiene pocas posibilidades de hacer avanzar hacia una solución del conflicto. La incertidumbre sobre el papel que jugará Washington juega a favor del régimen de Damasco.

En la Coalición Internacional que conduce Washington participan 6 países de África, 8 de Asia-pacífico, 9 de Medio Oriente, 39 de Europa y 2 de América, además de los Estados Unidos
 

Boletines de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.