Saltar al contenido principal
BRASIL / PROTESTAS

Temer despliega el ejército en Brasilia tras violentas manifestaciones

Un policía antidisturbio se enfrenta con manifestantes durante una protesta contra Michel Temer. Brasilia, 24 de mayo de 2017.
Un policía antidisturbio se enfrenta con manifestantes durante una protesta contra Michel Temer. Brasilia, 24 de mayo de 2017. REUTERS/Ueslei Marcelino

La capital federal de Brasil amaneció este jueves con sus edificios públicos custodiados por 1.500 militares, luego de violentas protestas contra el presidente conservador Michel Temer, cada vez más presionado para dejar su cargo. Al menos 49 personas resultaron heridas en Brasilia tras recibir disparos de la policía durante los primeros enfrentamientos graves entre fuerzas del orden y manifestantes.

Anuncios

Todo hacía indicar una jornada tensa en Brasil cuando decenas de miles de manifestantes marchaban hacia el Congreso para protestar por las reformas económicas que Temer está impulsando, además de pedir su renuncia debido a las acusaciones de corrupción.

Cuando los manifestantes se hallaban en la explanada de los ministerios protestando contra el mandatario, la policía comenzó a dispersar a la masa intentando reprimir las protestas.

Lo que comenzó como pequeños roces entre la policía y los manifestantes que intentaban abrirse paso se convirtió en una serie de enfrentamientos en los que los agentes lanzaron gases lacrimógenos y pimienta para contener a la multitud. En respuesta, los inconformes prendieron fogatas y utilizaron sanitarios portátiles para crear barricadas.

La sede del Ministerio de Agricultura fue atacada con cócteles molotov que desataron un incendio en una de sus entradas, sofocado rápidamente por los bomberos en medio de los desórdenes. Igualmente sufrieron daños los aledaños Ministerios de Hacienda, Cultura, Turismo y Energía y Minas, y a lo largo de la Explanada muchos de los manifestantes le prendieron fuego a contenedores de basura y otros objetos.
Tras los incidentes de ayer, Temer ordenó enviar a las Fuerzas Federales a las calles de Brasilia durante una semana pero al confirmarse la insuficiencia de los medios policiales solicitados por el presidente de la Cámara de Diputados, decidió emplear, con base en el artículo 142 de la Constitución Federal, efectivos de las Fuerzas Armadas.

Según el oficialismo, con la presencia de los militares en las calles se busca "garantizar la integridad física de las personas, proporcionar la evacuación segura de los edificios de la avenida de los ministerios y proteger el patrimonio público, tal como fue hecho anteriormente en varios estados brasileños.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.