Saltar al contenido principal
Noticias de América

El destino de Temer, en manos de la justicia electoral

Audio 04:53
El presidente brasileño, Michel Temer, podría ser destituido.
El presidente brasileño, Michel Temer, podría ser destituido. REUTERS/Ueslei Marcelino

El futuro político del presidente Michel Temer está en manos del Tribunal Superior Electoral de Brasil. Los siete magistrados deben zanjar sobre la validez de los comicios presidenciales de 2014 en los que vencieron la izquierdista Dilma Rousseff, destituida hace un año, y su vicepresidente, el actual mandatario conservador Michel Temer.

Anuncios

Rousseff y Temer fueron acusados por el PSDB -el partido centroderechista del entonces derrotado Aecio Neves- de "financiación ilegal de campaña" y de "abuso de poder económico y político".

Acorralado por las acusaciones de corrupción, Temer se defiende argumentando que sus impopulares reformas ya están dando frutos: el crecimiento económico alcanzó un 1% en el primer trimestre, la inflación está controlada y el desempleo bajó levemente.

Los peligros se multiplican para Temer. El Tribunal Supremo Federal lo investiga por presunta corrupción, organización criminal y obstrucción a la Justicia. La Fiscalía también podría presentar en los próximos días una denuncia en su contra. Sobre todo, su ex asesor de larga data, el ex diputado Rodrigo Rocha Loures, presentado por la empresa JBS como el encargado de recibir los sobornos para Temer, podría decidir negociar una delación premiada, ahora que está detenido.

Si Temer fuera destituido, la Constitución prevé que el Congreso elija al nuevo presidente en un plazo de 30 días, para terminar el mandato. Pero en las calles, los brasileños, que en un 75% rechazan la gestión de Temer, reclaman elecciones directas cada vez más fuerte.

Entrevistado: Marcial García Suárez, politólogo de la Universidad Federal Fluminense de Río de Janeiro.
 

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.