Saltar al contenido principal

Cuba suspende entrega de licencias a cuentapropistas

Gente frente a un restaurante privado en La Habana, Cuba, el 1 de agosto de 2017.
Gente frente a un restaurante privado en La Habana, Cuba, el 1 de agosto de 2017. REUTERS/Alexandre Meneghini

La entrega de licencias en Cuba para una treintena de oficios de trabajo privado fueron suspendidas por tiempo indefinido a partir del 2 de agosto. El gobierno cubano dijo que la medida forma parte de un proceso de "perfeccionamiento" de ese sector, que emplea a más de medio millón de ciudadanos.

Anuncios

La medida, publicada en la Gaceta Oficial, afecta directamente a los cubanos que pretendían solicitar permisos para trabajar como "cuentapropistas" (trabajadores privados) en algunas de las actividades con mayor demanda, como la renta de casas y los restaurantes privados.

La suspensión de la entrega de licencias "forma parte de un proceso sistemático de revisión y perfeccionamiento, en camino a corregir deficiencias, de manera que ninguna acción quede al margen de la legalidad", explicó la viceministra de Trabajo y Seguridad Social, Marta Elena Feitó, citada por el diario oficial Granma.

“El estado tiene que controlar su situación económica”, dijo a RFI el economista cubano Omar Everleny Pérez Villanueva. “Pero no creo en la ambigüedad. Me tienes que dar un plazo. Me tienes que decir ‘hasta dentro de un año’ o ‘hasta dentro de seis meses’. Porque hay muchas medidas en Cuba que han sido implementados de forma temporaria y que se han quedado toda la vida. Por ejemplo la libreta de abastecimiento.”

Como parte de las medidas, también se comenzará a exigir a un grupo de trabajadores privados, entre ellos los arrendadores de viviendas para el turismo, "la creación de una cuenta bancaria con trascendencia fiscal", explicó a Granma el director de Ingresos del Ministerio de Finanzas y Precios, Vladimir Regueiro.

El presidente Raúl Castro, que dejará el próximo 24 de febrero la presidencia que ha ejercido desde 2006, cuando cayó enfermo su hermano Fidel, amplió y flexibilizó el trabajo privado, en el marco de una cauta reforma que buscar "actualizar" el agotado modelo económico cubano.

“Es un retroceso desde el punto de vista que tu paralizas una dinámica de trabajadores que estaban mejorando su nivel de vida, que no lo recibían a través de los bajos salarios del sector estatal. Se contradice con la política del Estado de decir ‘me sobran trabajadores en el sector estatal y se van a mover a formas no estatales’. Desde ese punto de vista, hay un retroceso”, explicó a RFI Pérez Villanueva.

Castro alertó en junio ante el Parlamento sobre la necesidad de "enfrentar resueltamente las ilegalidades y otras desviaciones que se apartan de la política establecida" para el ejercicio del trabajo privado, como "la utilización de materias primas y equipos de procedencia ilícita" y la "subdeclaración de ingresos para evadir las obligaciones tributarias".

Según cifras oficiales, 567.982 cubanos se desempeña actualmente por cuenta propia, el 12% de la fuerza laboral de cinco millones.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.