Saltar al contenido principal
Estados Unidos

Trump promueve una ley migratoria contra las personas poco cualificadas

El Presidente de los Estados Unidos, Donald Trump.
El Presidente de los Estados Unidos, Donald Trump. REUTERS/Carlos Barria

Donald Trump apoya un nuevo proyecto de ley para impedir la llegada de migrantes poco cualificados y sin conocimientos de inglés, para limitar la recepción a 50.000 personas anualmente. La oposición tacha la medida de "elitista".

Anuncios

Donald Trump dio a conocer este miércoles una nueva y polémica propuesta para modificar el sistema de migración actual de Estados Unidos para rechazar a los migrantes que tengan baja cualificaciones y conocimientos de inglés. Bautizada como Ley RAISE (“Reforming American Immigration for Strong Employment”, Reformando la inmigración americana para un empleo fuerte, en español), se trata de otra impopular propuesta de Trump que con pocas probabilidades llegaría a ser adaptada pues ha sido ya fuertemente contestada.

Presentada por los senadores republicanos Tom Cotton y David Perdue, la medida tiene por vocación dar prioridad a las personas que hablen inglés estableciendo un límite de 50.000 refugiados anuales.

Sus defensores aseguran que la medida ayudaría a reducir la pobreza, elevar los ingresos y ahorrar a los contribuyentes “miles de millones de dólares”, ya que el sistema actual es “injusto” con los trabajadores, según Trump.

“Durante décadas, Estados Unidos ha operado con un sistema de migración de bajas habilidades, dando números récords de ‘green cards’. Esta política ha generado una presión sustancial sobre los trabajadores estadounidenses, los constribuyentes y los recursos”, dijo Trump.

Trump quiere eliminar la competencia desleal

Este proyecto de ley impediría que los nuevos migrantes reciban asistencia social y representará, según Trump, una suerte de aumento salarial al reducir el número de migrantes de bajas habilidades eliminando la competencia desleal.

La oposición, al contrario, denuncia que la medida provocará un aumento de la inmigración ilegal. “Es contraproducente pues si limitamos la inmigración legal, empujaremos a la gente a venir de forma ilegal”, dijo a la AFP Anthony Blanken, secretario adjunto de Estado bajo el gobierno de Obama, que califica el proyecto de “elitista”.

Con esto, Trump intenta apuntarse un tanto entre sus votantes, esas "clases medias bajas de blancos", preocupados por la competencia desleal, a los que quiere demostrar que defiende sus intereses. La popularidad del presidente ha bajado al 33%.

Con AFP.

Boletines de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.