Saltar al contenido principal
Brasil

Brasil tiene una nueva fiscal general

La nueva fiscal general de Brasil, Raquel Dodge, en su investidura y el presidente Michel Temer, en Brasilia, el 18 de septiembre de 2017.
La nueva fiscal general de Brasil, Raquel Dodge, en su investidura y el presidente Michel Temer, en Brasilia, el 18 de septiembre de 2017. REUTERS/Ueslei Marcelino

Nombrada por el presidente Michel Temer, la procuradora Raquel Dodge asumió este lunes el cargo de fiscal general de Brasil, en plena crisis política desatada por los escándalos de corrupción que atañen a numerosos dirigentes políticos. Precisamente la lucha contra la corrupción será el tema central en la agenda de la nueva fiscal, pero ¿quién es Raquel Dodge? 

Anuncios

Por Paula Domínguez Mezquita.

El nombre de Raquel Dodge fue propuesto por el cuerpo de procuradores al presidente de la república  y su elección se aprobó por una inmensa mayoría en el Senado.

La dilatada carrera de Dodge y su defensa férrea de la ética pública avalan su nombramiento. En 2009 sentó en el banquillo por corrupción al entonces gobernador de Brasilia José Roberto Arruda, quien terminó en la cárcel.  Anteriormente, investigó a otro dirigente político, el ex diputado Hildebrando Pascoal, en su caso condenado a 30 años de cárcel por torturar a un hombre al que luego descuartizó con una motosierra.

En su presentación de este lunes en la sede del Ministerio Público Federal en Brasilia, la procuradora, de 56 años, aseguró que será "firme y rigurosa" en  esta batalla anticorrupción. Asimismo, citando al Papa Francisco, esta ferviente católica, insistió durante su discurso de investidura en que “nadie está por encima o por debajo de la ley”.

A pesar de estas declaraciones, Michel Temer espera, con este nombramiento, poner fin a lo que él denomina "guerra personal" orquestada por el predecesor de Dodge, Rodrigo Janot.

En el marco de la Operación Lava Jato, el ex fiscal denunció dos veces y en solo mes y medio  al presidente Temer por corrupción. La última de estas acusaciones, por recaudar presuntamente 158 millones de dólares en sobornos para su agrupación el Partido del Movimiento Democrático.  Antes de dejar el cargo, Janot acusó también por la misma causa a otros tres ex presidentes de Brasil: Dilma Rousseff y Luiz Inacio Lula da Silva, del partido de los trabajadores y José Sarney, del partido de Temer.

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.